Las irónicas últimas palabras del 'asesino del torniquete' al ser ejecutado

Las irónicas últimas palabras del 'asesino del torniquete' al ser ejecutado

Anthony Allen Shore llegó a solicitar la pena de muerte durante la vista judicial por los cuatro asesinatos que se le imputaban

IDEAL.ES

Anthony Allen Shore se ha convertido en el primer ejecutado de 2018 en Estados Unidos. El reconocido como ‘asesino del torniquete’ recibió la inyección letal en estos días poniendo punto final a la historia de un delincuente que sembró el pánico en Norteamérica durante finales de los 80. Fue ejecutado a sus 55 años. Antes de ello, según la NBC, pidió perdón a los familiares de sus víctimas y dijo que si pudiese deshacer el pasado lo haría, pero “la situación es la que es”.

Shore fue identificado después de unas pruebas de ADN que se le practicaron a María del Carmen Estrada, asesinada en aquella época. En el juicio, el individuo confesó haber estrangulado hasta la muerte a cuatro mujeres latinas entre 1986 y 1992.

También confesó haber matado a una niña de 9 años y a otras dos adolescentes a las que previamente violó. Lo hizo, según su versión, porque escuchaba “voces que le incitaban a hacerlo”. Su ejecución se desarrolló sin mayor incidente, a diferencia de la de aquel reo al que no encontraron la vena.

Sus abogados se agarraron a esa enajenación mental, pero resultó sorprendente que fue el mismo acusado quien desmontó dicho argumento. Llegó a pedir la pena de muerte. Su proceso se demoró en el tiempo debido a que otros individuos le acusaron de diferentes delitos que acabaron demostrándose su total desvinculación.

Esta fue su última declaración

"Me gustaría tomar un momento para decir lo siento. No hay tal cantidad de palabras que puedan deshacer lo que he hecho. A la familia de mis víctimas ojalá pudiera deshacer el pasado, pero es lo que es. Dios los bendiga, muero con la conciencia tranquila. He logrado la paz. Dios bendiga a todos hasta que nos volvamos a encontrar".

Fotos

Vídeos