La impagable lección de vida de una chica antes de morir de cáncer: «No sabes cuánto tiempo te queda, no lo desperdicies siendo infeliz»

La impagable lección de vida de una chica antes de morir de cáncer: «No sabes cuánto tiempo te queda, no lo desperdicies siendo infeliz»

"Tengo 27 años y no me quiero ir. Amo mi vida, soy feliz. Se lo debo a mis seres queridos, pero no tengo el control"

IDEAL.ES

La australiana Holly Butcher apenas llegaba a la treintena, pero un cáncer llamado sarcoma de Ewing se la llevó en poco tiempo, a pesar de sus ganas de vivir. No obstante, su energía y su espíritu luchador quedaron plasmados en un escrito que dejó antes de morir, con el objetivo de dar una lección de vida a sus familiares y amigos.

“Tengo 27 años y no me quiero ir. Amo mi vida, soy feliz. Se lo debo a mis seres queridos, pero no tengo el control”, dice la carta de Holly. Así, la joven asegura que la vida “es frágil, preciosa e impredecible” y que hay considerar que cada día es un regalo y no un derecho.

“Agradece tu pequeño problema y supéralo. Sal a la calle y coge una bocanada de aire fresco. Mira el cielo azul y los árboles verdes. Piensa en lo afortunado que eres al ser capaz de hacer solo eso, respirar”

Holly cuenta que siempre se había imaginado envejeciendo junto a su pareja y junto a los hijos que había planeado tener, pero la vida tenía otros planes para ella. Por este motivo, afirma la joven en su carta, es importante dejar de preocuparse por tonterías como los atascos, el insomnio o la celulitis. “Deja ir toda esa mierda, te juro que no estarás pensando en esas cosas cuando sea el momento de irte”, afirma con conocimiento de causa.

“Agradece tu pequeño problema y supéralo. Sal a la calle y coge una bocanada de aire fresco. Mira el cielo azul y los árboles verdes. Piensa en lo afortunado que eres al ser capaz de hacer solo eso, respirar”, añade aconsejando a sus seres queridos. Además, Holly les pide que se quejen menos, que escuchen música, que sean capaces de decir “te quiero”, que abracen a sus perros, que coman dulces sin remordimientos y que gasten su dinero en experiencias y no en cosas materiales.

“Nunca sabes el tiempo que tienes en esta tierra, así que no lo malgastes en ser miserable”

“Nunca sabes el tiempo que tienes en esta tierra, así que no lo malgastes en ser miserable”, continúa la carta. A continuación, recuerda que es mejor disfrutar de un momento determinado, en lugar de preocuparse por capturarlo para compartirlo en las redes. Por último, Holly hace una última petición: “Haz una buena acción por la humanidad y comienza a donar sangre regularmente. Estarás salvando vidas y te hará sentir bien”.

Temas

Cáncer

Fotos

Vídeos