El hombre que vence olas de 23 metros como si nada

El hombre que vence olas de 23 metros como si nada
REUTERS

Sebastian viaja por todo el mundo en busca del riesgo que ha convertido en su pasión y su profesión

J. VÁZQUEZ

No es obra de ningún imitador de Moisés abriendo las aguas del Mar Rojo. Es el estallido de la naturaleza en el Atlántico portugués el que produjo esta espectacular ola de casi 23 metros (como un edificio de siete alturas) en Nazaré, unos kilómetros al norte de Lisboa. El hombrecito casi impercetible que, en su peculiar eslalon, cabalga y dibuja una fina línea blanca diagonal sobre la intimidadora masa de agua es Sebastian Steudtner.

A pesar de nacer y criarse a mil kilómetros de la costa, este alemán de 32 años se inició en el surf de niño y se ha convertido en uno de los más hábiles especialistas a la hora de amansar las furiosas ‘Big Waves’ (grandes olas). Como cazador de estos gigantes, Sebastian viaja por todo el mundo en busca del riesgo que ha convertido en su pasión y su profesión. El jueves propició la presente exhibición a los curiosos concentrados en la Praia do Norte, un lugar donde la fuerza del océano suele generar algunas de olas litorales más grandes del planeta. Ahí se registró de hecho en 2013 el que se considera récord de la modalidad. Lo logró el estadounidense Garrett McNamara al deslizarse por un vertiginoso tobogán líquido y salino de 30 metros de altura, el equivalente a una casa de diez pisos.

Fotos

Vídeos