Guerra entre el pan blanco y pan integral: ¿cuál es mejor para la salud?

Guerra entre el pan blanco y pan integral: ¿cuál es mejor para la salud?

En España casi el 75% de los consumidores prefiere el pan blanco, frente casi al 27% que opta por el pan integral

IDEAL.ES

El pan es uno de los alimentos fundamentales en la dieta mediterránea. Un cachito de pan, solo o acompañado, no solo sacia esos momentos de hambre que nos dan a lo largo del día, también son el acompañante ideal de un buen planto.

Bien es cierto que el consumo de pan y cereales es uno de los pilares fundamentales de nuestra dieta. Eso sí, los expertos en nutrición recomiendan consumir cereales integrales frente a los refinados. Otra cosa es lo que ocurre en el día a día. Según el estudio 'Hábitos de consumo de pan', en España casi el 75% de los consumidores prefiere el pan blanco frente al casi 27% que opta por el pan integral. Pero ¿cuáles son las diferencias entre uno y otro?

El pan integral mantiene todos los nutrientes del cereal intactos. Además, los cereales integrales son la mejor fuente de fibra y de otros nutrientes como el selenio, el potasio y el magnesio. Según reflejan otros estudios de alimentación, su consumo está relacionado con un efecto protector en la salud cardiovascular.

Por su parte, el pan blanco posee una textura más fina, pero en su proceso se eliminan muchos nutrientes del cereal, como la fibra. Tampoco mantienen estables los niveles de azúcar en sangre, lo que explicaría la sensación de hambre al poco tiempo de haberlo consumido.

Beneficios

Investigadores de la de la Universidad de Navarra han mostrado los beneficios de los cereales de grano o integrales a la hora de reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Al parecer, "quienes ingerían hidratos de carbono de este tipo al inicio del estudio, presentaron un riesgo un 56% menor de sufrir infartos de miocardio o accidentes cardiovasculares respecto a quienes consumían hidratos de peor calidad".

Fotos

Vídeos