Las 10 frases que te dirá tu hijo si lo estás educando bien

Las 10 frases que te dirá tu hijo si lo estás educando bien

Victor Arufe, profesor de la facultad de Educación de la Universidad de La Coruña, proporciona algunos consejos para lidiar con las continuas peticiones de los hijos

IDEAL.ES

Los niños y adolescentes no suelen ser conscientes de que pedir todo lo que se les antoje a sus padres puede tener consecuencias negativas en su desarrollo, es por eso que el papel de un buen padre es limitar las concesiones, en función de las necesidades de su hijo. No obstante, son muchos los padres que caen en la comodidad de conceder la mayoría de peticiones.

Según explica a ABC Victor Arufe, profesor de la facultad de Educación de la Universidad de La Coruña, existen algunas frases que si son pronunciadas por un hijo resulta un indicativo de que está siendo bien educado. Estos son algunos ejemplos:

1. Mis amigos tienen más y mejores consolas que yo. Según Arufe, si esto ocurre es porque los padres se preocupan de que su hijo no abuse de las nuevas tecnologías. Una para casa y otra para los viajes es suficiente.

2. Mis amigos tienen permiso para ver la tele en horario nocturno. Estos programas no aportan nada bueno a su crecimiento personal, por lo que es una buena decisión no permitir ver espacios televisivos a esas horas.

3. Quiero un perro como el de mi amigo y nunca me lo compras. Es aconsejable preguntarle si se hará responsable del animal. En el caso de que asuma todas y cada una de las responsabilidades, quizá es momento de acompañarle a una protectora para que escoja su nueva mascota. Le enseñará a ser responsable.

4. No entiendo por qué tengo que hacer tanto deporte. Debemos explicarles a nuestros hijos que ser una persona sedentaria no aportará nada bueno a su salud. Además, debemos fomentar la práctica deportiva proponiendo actividades físicas divertidas.

5. Nunca me compras ropa de marca. Los hijos han de saber que una marca no es sinónimo de calidad. Además, se les debe explicar que uno no demuestra su personalidad propia vistiendo igual que el resto de sus compañeros. Es mejor vestir con lo que uno se sienta cómodo.

6. Mis amigos comen comida rápida y yo no. Es señal de que los padres se preocupan por que su hijo lleve una buena alimentación. Además, lo disfrutarán más si se les concede en pequeñas dosis temporales.

7. Mis amigos tienen móvil y yo no. Un móvil también es una responsabilidad, por lo que si se le permite, la concesión debe ir acompañada de consejos, recomendaciones y advertencias.

8. Mis amigos tienen Instagram y yo no. Los niños menores de edad no deben hacer uso de redes sociales, porque la mayoría no son conscientes de sus peligros.

9. Mis amigos se acuestan cuando quieren. Es importante que tengan un horario y que lo respeten, para que descansen las horas suficientes y rindan, de esta forma, en sus tareas diarias.

10. Mi paga es más pequeña que la de mis amigos. Si un hijo se acostumbra a recibir el dinero suficiente para cubrir sus caprichos, jamás se esforzarán para conseguir lo que quieren.

Fotos

Vídeos