La falsa víctima del atentado de Barcelona que ha recaudado 1.368 euros

La falsa víctima del atentado de Barcelona que ha recaudado 1.368 euros

La campaña de 'crowdfunding' abierta a nombre de Maria Tores pide dinero para la operación de su nieto, supuestamente en coma

IDEAL.ES

El mensaje desesperado de una supuesta víctima del atentado de Barcelona en una campaña online de recaudación de fondos en la que pide 8.000 euros dice así: «Mi nombre es Maria Tores, de Valencia, España. Soy la madre de Teresa Tores y la abuela de Antonio Tores. Mi hija y su hijo fueron dos de las víctimas del atentado en Barcelona. Ellos estaban visitando a unos amigos cuando el desastre sucedió. Ahora ella y su hijo están en el hospital. Ella con las caderas fracturadas y lesiones en la espina dorsal y mi nieto en coma debido a una lesión en la cabeza. El niño necesita una cirugía cerebral en una clínica privada. Los gastos totales están sobre los 8.000 euros y el seguro sólo cubre la mitad de todo. No somos ricos o pudientes. Sólo nos tenemos los unos a los otros». Y continúa explicando que el dinero es «para la cirugía cerebral de mi nieto y los gastos de su recuperación».

Maria Tores es en realidad una falsa víctima de la masacre que ha recaudado en una semana 1.368 euros para su causa fraudulenta. Es la segunda campaña de 'crowdfunding' que abre; la primera se la cerraron, después de detectar incoherencias en su historia y de no poder verificar su identidad. El diario 'El Mundo' recoge la mentira, tras seguir la pista de Maria desde que apareciese una primera campaña en Gofundme.com el 21 de agosto, tan solo cuatro días después del atentado.

Varias piezas no encajaban, de entrada. La primera, que la seguridad social no cubriese la operación de su nieto víctima de un ataque terrorista, un dato que podría pasar desapercibido para el resto de usuarios de la web, en su mayoría anglosajones. Del mismo modo tampoco sabrían que no es posible que los hijos y el nieto de la mujer hereden su apellido (Tores, que no Torres) como el primero, en lugar del de su marido. Y no dejaba de ser curioso que Maria solo se expresase en inglés.

Tras varias intentonas de contactar con la víctima, el diario alerta a la web de la posible estafa y se activa el protocolo de verificación. Con 300 euros recaudados, esta primera campaña queda bloqueada y el dinero es devuelto. Maria no se rinde y abre una nueva en Youcaring.com, una página de «crowdfunding compasivo» donde ya acumula 1.368 euros a través del mismo mensaje y la misma foto de un pequeño intubado de los que se sirvió con anterioridad. Un niño que en la web dice ser su nieto, pero en su perfil de Facebook lo identifica como su sobrino.

Fotos

Vídeos