Los enigmas por resolver de la muerte de la pequeña Lucía

Según la hipótesis principal, la pequeña caminó sola hasta las vías del tren y allí recibió un golpe por parte de un cercanías

IDEAL.ES

Hace más de dos semanas desde que la pequeña Lucía Vivar, de apenas 3 años, era hallada muerta cerca de las vías del tren en Pizarra después de desaparecer mientras jugaba con sus primos, pero aún hay varios interrogantes acerca de la muerte de la pequeña.

La hipótesis principal oficial asegura que la menor caminó sola cerca de 3 kilómetros hasta que se cansó y se echó a dormir junto a las vías. Entonces un cercanías, el de las 6:35 de la mañana, le golpeó la cabeza y le causó la muerte a causa de un traumatismo craneoencefálico severo.

Unos datos que no terminan de convencer ni a la familia ni al pueblo de la pequeña, que aseguran que ese recorrido sería “impracticable para una niña de tres años”, tal y como expresaban. Sin embargo, la grabación realizada por una cámara de Adif, situada a 50 metros de donde la pequeña jugaba, en la que se ve a la niña avanzando sola, no hace más que prácticamente confirmar la hipótesis principal.

Por otro lado, el examen forense no constata que existieran signos en sus piernas y pies de haber recorrido un trayecto tan largo para su edad, por lo que la teoría de que alguien pudo llevársela sigue en la mente de muchas personas.

Por si fuera poco, el hallazgo del chupete en dirección contraria de la que se encontró a la menor no hace otra cosa que acrecentar las dudas de la familia Vivar, que no cree que en esos dos minutos la niña pudiese ir hasta el lugar en el que perdió el objeto y después marcharse en sentido contrario por las vías sin que nadie lo advirtiese, ya que tuvo que pasar de nuevo por la zona en la que jugaba con sus primos.

Precisamente por ello, las autoridades no han descartado ninguna vía de investigación, aunque la muerte accidental es una de las principales hipótesis.

Fotos

Vídeos