El gasto educativo mantiene un recorte de 6.000 millones pese al final de la crisis

Un profesor da clase a sus alumnos en el colegio público San Pedro y San Felices, en Burgos. /César Manso (Afp)
Un profesor da clase a sus alumnos en el colegio público San Pedro y San Felices, en Burgos. / César Manso (Afp)

El ministerio fue la administración que más redujo su inversión entre 2009 y 2016 y los gobiernos de Cantabria, La Rioja y Andalucía los que menos, según CC OO

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

El gasto educativo público mantiene en España un recorte de más de 6.000 millones de euros pese al final de la crisis económica. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por CC OO, que indica que todas las administraciones publicas dedicaron en 2016 un 11,6% de dinero menos al sostenimiento de los centros de enseñanza que en 2009, pese que el Producto Interior Bruto (PIB) de ese ejercicio ya era equivalente al del año del comienzo de la crisis, tras retomarse la recuperación económica en 2014.

El informe señala que esa reducción significativa del gasto, unida a que en esos siete años de crisis el número de estudiantes en todos los niveles educativos aumentaron en 430.000 alumnos, ha llevado a un descenso de la calidad y, sobre todo, de la equidad del sistema, derivada de la pérdida de 22.000 profesores, del aumento de los alumnos por aula, de la disminución de las inversiones, del recorte en los programas de atención a la diversidad y a los alumnos con dificultades de aprendizaje, de la reducción de las ayudas medias recibidas por los becarios, o del aumento de las tasas académicas.

Destaca como uno de los síntomas de ese empeoramiento de la equidad el aumento entre 2008 y 2016 de un 32% del gasto educativo privado, que ha llegado a situarse en el 1,1% del PIB, lo que significa que las familias que han podido han tirado de sus recursos para compensar los recortes, pero que los menos pudientes quedaron en una difícil situación.

El estudio señala que hay importantes diferencias en la intensidad de los recortes entre las distintas autoridades educativas. El organismo que en esos siete años más redujo su gasto fue el Ministerio de Educación, que lo recortó en un 15%, tres puntos y medio más que la media de todas las administraciones docentes y 5,5 puntos más que la media de las comunidades autónomas.

Entre las autonomías, las gestoras directas del sistema educativo, que en 2016 gastaron en enseñanza un 9,4% de media menos que en 2009, unos 4.000 millones menos, también se detectan esfuerzos muy dispares para mantener el nivel docente precrisis. Los mayores esfuerzos se detectaron en Cantabria, que solo bajó su presupuesto en esos siete años en un 1,5%, en La Rioja (-2,1%), y en Andalucía (-2,6%). También recortaron por debajo de la media Baleares (-5,3%), Extremadura (-5,6%), País Vasco (-6,1%), Navarra (-8,1%) y Aragón (-8,7%); con Murcia justo en la media (-9,5%).

Los mayores descensos del gasto se registraron en Castilla-La Mancha (-21,9%), Asturias (-13,6%), y C. Valenciana (-12,6%). Con un mayor recorte de la media también están Canarias (-11,5%), Castilla-León (-11,4%), Cataluña (-11,3%), Galicia (-11,2%), y Madrid (-10,5%). Según el análisis de CC OO, se observa una notable reducción de las variaciones de los recortes entre autonomías, y una mejora de los presupuestos, con la llegada de partidos de izquierda a varios gobiernos autonómicos en 2015.

Movilizaciones

El secretario general de Educación de CC OO, Francisco García, aseguró que los presupuestos de 2017 y 2018 del ministerio, con un incremento del gasto del 1,7% y del 3%, respectivamente, son «claramente insuficientes» y demuestran que con este Gobierno «la educación no sale de la crisis». Indicó que están por debajo de la subida del PIB nominal (PIB más inflación), por lo que cree que se encaminan a cumplir con lo que Mariano Rajoy le prometió a la UE, que el gasto en educación, que en 2009 fue del 5% del PIB, en 2020 sería del 3,67% del PIB y en 2030 del 3,4%.

García considera que es la demostración de que es imposible llegar a un pacto de Estado por la educación con el PP, porque no está dispuesto a poner sobre la mesa una financiación «suficiente». Su sindicato y el resto de organizaciones de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública ya han comenzado a preparar un calendario de movilizaciones para reclamar la derogación de la Lomce y el fin de los recortes en enseñanza.

Fotos

Vídeos