Disparó a un mendigo por pedirle que moviera su coche para poder dormir en una acera

Disparó a un mendigo por pedirle que moviera su coche para poder dormir en una acera

Katie Quackenbush, estadounidense de 26 años de edad, ha sido arrestada por las autoridades de Nashville, en Tennessee, EEUU, después de ser acusada de intento de asesinato

R.IGRANADA

El suceso tuvo lugar en Nashville, capital del estado de Tennessee, en Estados Unidos. Aquí, una mujer que responde al nombre de Katie Quackenbush, de 26 años de edad, fue detenida por las autoridades después de ser acusada de disparar a un mendigo que le pidió mover su coche, un vehículo de alta gama, de sitio.

Según informa el diario digital Tennessean haciéndose eco del informe policial, el mendigo, de 54 años de edad, “estaba intentando dormir en la acera” a alrededor de las 3 de la madrugada en la Avenida South cuando “fue molestado por los gases del tubo de escape y la música a un alto volumen” que provenían del vehículo de la joven estadounidense, oriunda de la localidad donde se contextualizan los hechos.

Tras ello, el mendigo, que ha sido identificado como Gerald Melton, le pidió a Katie mover su coche de sitio. Fue entonces cuando empezaron a discutir y a gritarse entre ellos. Poco después, según las autoridades, Melton retrocedió y caminó hasta el lugar donde había estado intentando dormir, pero la joven salió de su vehículo con un arma y prosiguió la discusión, que culminó con Katie disparando al mendigo, que fue herido en el abdomen y posteriormente hubo de ser trasladado al hospital.

Por su parte, Jesse Quackenbush, el padre de Katie, ha contado una versión totalmente diferente.

Según él, su hija, que había conducido hasta el lugar para dejar a una amiga cerca de su coche, que estaba estacionado en un parking, fue acosada por Melton.

“Se aproximó a la ventana del vehículo y empezó a amenazarla y gritarla, diciendo algo sobre apagar la música y que no podía dormir”.

Después de que el hombre se marchara, Katie se bajó del coche para escoltar a su amiga al parking donde tenía su vehículo. Cogió una pistola y le puso el cargador.

Entonces, cuenta, Melton se habría acercado de nuevo a ella, tras lo cual disparó, según dice, “dos disparos de advertencia” y la joven se marchó.

Según la defensa, “cerró los ojos cuando disparó en ambas ocasiones y pensó que estaba apuntando lejos de él”.

Cuando el padre de Katie fue preguntado sobre si su hija había escuchado a Melton gritar o algún signo de que había sido herido, respondió que no había ninguna indicación al respecto de esto último.

Así, ésta se marchó de la escena, para posteriormente, descubrir que su vehículo estaba cubierto de bandas policiales, objeto de la investigación. Tras ello, según su padre, que insiste en que todo fue en defensa propia, Katie cooperó en todo momento con la policía para prestar declaración.

No obstante, serán los tribunales quienes decidan tras un juicio que tendrá su inicio el próximo 6 de octubre. Katie ingresó en prisión con una fianza de 25.000 dólares y está acusada de intento de asesinato.

Fotos

Vídeos