¿Por qué jamás debes ducharte ni lavar los platos durante una tormenta?

¿Por qué jamás debes ducharte ni lavar los platos durante una tormenta?

Son algunas de las prácticas a evitar, pero no las únicas

CHRISTIAN LLANO

Es uno de los consejos más peculiares que quizá has podido escuchar. La recomendación apunta a evitar una ducha o a lavar los platos cuando hay tormenta. Ahora asaltan las dudas acerca de su veracidad: ¿es real?, ¿a qué se debe? Pues sí, podría tener razón y tiene una explicación en concreto. Cabe la posibilidad que un rayo impacte contra su vivienda y envíe la electricidad a través de las tuberías y el agua.

La información recogida por 'El Confidencial' se basa en el testimonio de un especialista como John Jensenius. Este experto en seguridad del Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos (NWS) recomienda mantenerse lejos de todo aquello que pueda servir como conductor de corriente.

El consejo incluye las cañerías, pero no por el metal exclusivamente sino también por el agua: «Lavarse las manos, limpiar los platos o ducharse es bastante peligroso. Las impurezas del agua pueden conducir la electricidad. Las de plástico no te protegerán de estos peligros. También el agua puede guiar la corriente». Es otra forma de protegerse de una tormenta.

Si bien es cierto, la forma de construcción de una vivienda afectaría en la forma en que un rayo afectaría a las tuberías. Dan Kottlowski, especializado en este campo, recalca que si las tuberías están unidas a las varillas de los cimientos, que suelen estar enterradas en el suelo, otorgarán un poco más de seguridad «al no estar nada conectado a las cañerías». Para saber cómo está construida tu vivienda, contacta con un electricista.

La última recomendación apunta también a no llamar por teléfono ya que, en caso de que un rayo impactase en el cable del teléfono se podría generar una subida de tensión que alcance hasta el auricular. ¿Lo mejor? Utilizar el móvil.

Fotos

Vídeos