4 trucos para acabar con el mal olor de tus zapatillas

4 trucos para acabar con el mal olor de tus zapatillas

Usarlas a diario y no prestar atención a su cuidado puede ocasionar este problema

FRAN JUSTICIA

Cuando ensuciamos la ropa la lavamos rápidamente en la lavadora, una tarea que en cambio no llevamos a cabo con tanta frecuencia con el calzado, lo que puede derivar en diversos problemas, entre ellos uno que afecta a muchas personas, el mal olor. Aunque esto se debe en parte a no limpiarlos con tanta frecuencia, algunos modelos de calzado, especialmente zapatillas deportivas, están hechos a base de un tipo de piel que retiene con mayor intensidad el sudor, por lo que esto también influye

Por ello, te recomendamos siempre hacerte con unas buenas zapatillas deportivas que permitan a la piel “respirar” y eliminen el sudor con facilidad, como las que te puedes llevar aprovechando el código promocional New Balance en Descuentos Ideal.

No obstante, aunque este tipo de zapatillas reducen los malos olores, a continuación te vamos a dar otros trucos sencillos para acabar para siempre con este problema, ¡toma nota!

1. Coloca lavanda dentro de ellas

Si quieres acabar con el mal olor de tus zapatillas, ten en casa a mano unas hojas de salvia y lavanda. Introdúcelas dentro de tus zapatillas y déjalas en el balcón varias horas. Estas plantas aromáticas eliminarán el mal olor y además acabarán con todas las bacterias que haya presentes en tus zapatillas.

2. Cambia las plantillas

Antes te hemos comentado que el mal olor podía deberse al tipo de piel con el que está hecha la zapatilla, pero también es importante identificar si las plantillas que estamos utilizando tienen algo que ver en el problema. Si el mal olor no se va tan fácilmente, cambia regularmente las plantillas o aplica unas especiales que protejan al calzado del mal olor y las bacterias que genera el sudor.

3. Lava bien tus pies

A la hora de atajar este problema ante todo hay que ser sincero con uno mismo, ¿eres consciente de que quizá te huelen los pies en exceso? Si tu respuesta ha sido ‘sí’, quizá es porque no lavas del todo bien tus pies. Siempre es recomendable enjuagarlos varias veces en la ducha, lavando especialmente las zonas ocultas entre los dedos, ya que es donde se genera mayor hedor. Tras esto es fundamental secarlos, ya que la humedad favorece la generación de hongos y bacterias. Aplicar polvos de talco para limitar la sudoración también es una buena alternativa.

4. Mételas en el congelador

Nuestro último truco hará alucinar a tus compañeros de piso, ya sean amigos, familiares o personas totalmente ajenas a ti, pero te aseguramos que es muy efectivo. Básicamente tienes que introducir tus zapatillas en una bolsa hermética e introducir esta en el congelador durante toda la noche. Las bajas temperaturas se encargarán de eliminar ese aroma indeseado.

Esperamos que estos trucos te sirvan y que puedas poner fin al mal olor de tus zapatillas, pero si este persiste o se intensifica, no dudes en acudir a una farmacia, ya que el problema puede ser mayor. Recuerda también que es muy importante lavarlas a diario y no utilizarlas sin calcetines, puesto que estos eliminan la humedad.

Fotos

Vídeos