Así puedes proteger tu cabello este verano

El cloro de las piscinas o una excesiva exposición al sol pueden provocar serios daños en el pelo

FRAN JUSTICIA

Seguro que te han dicho más de una vez que durante el verano hay que cuidar el cabello con mayor intensidad pero, ¿sabes por qué? Principalmente porque tanto el cloro de la piscina como la sal del mar y los rayos solares pueden provocar serios daños en nuestro entorno capilar, produciendo sequedad en exceso, tirantez e incluso si estamos teñidos pueden acabar con el color que lucimos.

Afortunadamente, y al igual que ocurre con la piel, es fácil evitar que tu cabello sufra a raíz de algunos de estos problemas, ya que si intensificas el cuidado diario, sigues los siguientes consejos que te vamos a dar, y haces uso de los productos protectores capilares que puedes obtener a buen precio con las ofertas en protectores solares capilares de Belleza Ideal, tu cabello se mantendrá sano. ¿Lista para presumir de un cabello diez? ¡Toma nota!

1. No te tiñas

Sí, sabemos que el verano es el momento perfecto para cambiar de look, pero si eres de las que está continuamente metida en el agua o tomando el sol, mejor déjalo para otros meses del año, puesto que el cloro de las piscinas y los rayos del sol pueden alterar el tono que has escogido. En caso de que ya estés teñida busca un tratamiento que proteja tu cabello de forma eficaz.

2. Máxima precaución al exponerlo al sol

Como te hemos comentado anteriormente, el cabello al igual que la piel puede dañarse al exponerse al sol, por lo que lo recomendable es protegerlo con un gorro o sombrero, especialmente en esas horas en las que el sol incide con mayor fuerza. Además, también es recomendable que te apliques un protector solar capilar, ya que de forma adicional aportará brillo y suavidad a tu cabello.

3. La limpieza es fundamental

Si quieres evitar que tu cabello se convierta en una auténtica roca te recomendamos que inmediatamente después de salir del agua lo laves para aclarar cualquier resto de cloro o de sal. Por otro lado, cuando vuelvas a casa límpialo de nuevo con un champú libre de sulfatos y parabenos, y aplícate una mascarilla hidratante para devolverle a tu cabello la humedad que ha podido perder a causa de la exposición al sol. Te aconsejamos que tengas un especial cuidado con las puntas, ya que es una zona muy débil y podría estropearse con facilidad.

4. Secar y peinar también puede dañar

Aunque te parezca una acción inofensiva, secar tu cabello con un secador en verano puede acabar con el brillo y la suavidad del mismo, por lo que te recomendamos que dejes tu cabello secar al aire, aprovechando las altas temperaturas que estamos experimentando. También debes tener cuidado con el uso de productos fijadores, puesto que muchos llevan alcohol, lo que secará más aún tu cabello.

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles y que este verano puedas presumir de un cabello realmente perfecto. ¡Feliz verano!

Fotos

Vídeos