El inminente cambio en la carne de Mercadona: ¿qué hay realmente tras ella?

El inminente cambio en la carne de Mercadona: ¿qué hay realmente tras ella?

En las últimas horas trascendió que la firma de origen asiático Kam Fung Group Company negocia para adquirir el 95% de este producto

CHRISTIAN LLANO

La producción de carne para Mercadona podría sufrir un giro brusco en cuanto a su gestión. Una firma de inversión de origen asiático como Kam Fung Group Company se encuentra en negociaciones con Incarlopsa, interproveedora de Mercadona, para hacerse con la participación mayoritaria de la misma. Su valor, según indica Reuters, estaría valorada en unos mil millones de euros. La última novedad es que, desde la empresa se ha desmentido tal información, pero sí se reconoce el interés despertado por una de las empresas que proporcionan productos cárnicos a la cadena de Juan Roig.

Según se indica, podría estar barajando la posibilidad de adquirir hasta el 95 por ciento de la firma que trabaja con Mercadona desde hace una veintena de años y que es propiedad de la familia Loriente Piqueras. Muchos de sus productos se encuentran en el mercado nacional e internacional y con descuentos en la Red. Cuenta con un arraigo especial. Por ejemplo, algunos productos ya cambiaron tras una novedad que se dio en Granada.

La realidad de Incarlopsa es que cuenta con una deuda próxima a los 200 millones de euros. La operación podría tomar forma con la familia manteniendo una participación minoritaria. En 2016 cerraron el año con ventas de más de 500 millones de euros. Queda por ver en qué afectará este cambio -ya hay un cambio importante en cuanto a la forma de vender carne en Mercadona - a la producción particular dirigida hacia Mercadona, que ya ha tomado medidas para no desperdiciar alimentos, también cárnicos.

Una empresa con sede en Cuenca y Valencia

Y es que, por ejemplo, algunos productos de Mercadona ya cambiaron con una variación que se llevó a cabo por ejemplo en la misma Granada. Por ejemplo, algunos productos ya cambiaron tras una novedad que se dio en Granada. Por ello, está por ver qué sucede con los productos de Incarlopsa en la superficie valenciana.

Una empresa, Industrias Cárnicas Loriente Piqueras (Incarlopsa) sobre la cual, para encontrar su origen hay que remontarse hasta 1978. Sin embargo, miramos a marzo de 2001 para fijar la relación entre Incarlopsa y Mercadona. A la interproveedora la definen como una de las compañías más grandes del país, la cual, hasta aquel momento, contaba con más de 500 empleados encargados de la carne y el jamón que hoy comercializan por todo el territorio. Hoy cuenta con dos millares de trabajadores.

Su origen lo encontramos en Cuenca, concretamente en la localidad de Tarancón, aunque, con el paso del tiempo, sus gestores apostaron por conformar una planta de 33.000 metros cuadrados que costó aproximadamente 44 millones de euros. Se instaló en la localidad valenciana de Cheste desde donde estrechó los vínculos con la cadena de Juan Roig.

Desmienten la existencia de un proceso de venta

En las últimas horas ha trascendido un comunicado procedente de Incarlopsa en el cual se desmiente «en lo que a nosotros corresponde» las informaciones publicadas. Sin embargo, reconoce la existencia de ofertas recibidas desde diferentes grupos, algo que ha despertado «el orgullo por el interés entre grupos internacionales como rusos, chinos o norteamericanos».

«Las informaciones aparecidas sobre la venta o valor de la compañía solo la podemos entender como maniobras para influir en los accionistas», aseguran, según recoge le portal 'Alimarket'.

Fotos

Vídeos