4 errores que, aunque no lo creas, pueden dañar tu ordenador

El mantenimiento de este tipo de dispositivos es fundamental si queremos que duren todos los años que establece la garantía

FRAN JUSTICIA

La llegada de septiembre marca el regreso a la rutina para muchos, y por ende supone también el uso de nuevo de diversos dispositivos que solemos utilizar durante el resto del año para llevar a cabo todo tipo de tareas, ya sean personales o profesionales. Es el caso por ejemplo del ordenador, ya sea portátil o de sobremesa, puesto que en verano solemos darle de lado, ya que salimos con mayor frecuencia o nos vamos de vacaciones.

Puede darse el caso de que tras la temporada estival estos aparatos no funcionen tan bien como lo hacían anteriormente, pero ojo, no es culpa suya, así que no lo pagues con ellos. Probablemente se deba a un descuido por tu parte, y es que, aunque no lo creas, el mantenimiento de estos dispositivos y su correcta limpieza es fundamental para que los mismos duren tantos años como nos asegura la garantía, por lo que si los has dejado todo el verano acumulando polvo y expuestos a altas temperaturas, es más que normal que hayan dejado de ser útiles.

Si este es tu caso, puedes aprovechar los descuentos en portátiles y ordenadores de Descuentos Ideal para conseguir un nuevo sustituto, pero también puedes echar un vistazo a estos cinco errores comunes que se cometen con el mantenimiento de un ordenador para así subsanarlos y evitar que el ciclo de vida útil de tu PC llegue a su fin, ¿qué te parece?

1. Saturar su capacidad de almacenamiento

Que tu ordenador posea un disco duro de 500 GB o 1 TB no significa que debas llenarlo hasta el punto de que queden libres 100 o 200 MB, puesto que es más que probable que el dispositivo no funcione con la fluidez y agilidad con la que lo hacía anteriormente.

Por ello, se recomienda realizar operaciones de limpieza y vaciar continuamente la papelera de reciclaje, ya que si eliminas archivos y los acumulas en este apartado del ordenador, no estarás liberando el espacio que ocupan estos documentos. Si te da pereza hacerlo tú mismo, puedes utilizar un programa de limpieza, el cual se encargará de eliminar todos los programas innecesarios de tu PC.

2. No limpiarlo correctamente

Sí, vale, le pasas un trapo todos los días por la pantalla, pero, ¿y el resto del ordenador? Es fundamental que limpies al menos una vez por semana todas las zonas de tu PC, no solo la pantalla. Además, te recomendamos que lo hagas con un paño húmedo en el cual hayas aplicado un producto de limpieza específico para ordenadores y dispositivos electrónicos, ya que el alcohol o la acetona pueden dañarlo severamente. Por supuesto, la limpieza del aparato debe realizarse siempre una vez que este se encuentre totalmente desconectado de la corriente eléctrica y apagado.

Por otro lado, es también muy importante que chequees que los puntos de entrada y salida no están cubiertos de polvo, ya que de lo contrario podrían dejar de funcionar. Para ello te recomendamos el uso de un spray de aire comprimido.

3. Dejarlo encendido las 24 horas del día

Esto no solo incrementará tu factura de la luz, sino que además puede dañar los circuitos internos del aparato, ocasionando apagones repentinos y un calentamiento excesivo.

4. Colocarlo en un rincón

Aunque no lo creas, el ordenador, al igual que una persona, necesita “respirar”, es decir, debe ser colocado en un lugar donde haya buena ventilación. En caso de que no sea así, no se enfriará de forma adecuada y las entradas de aire serán obstruidas.

Esperamos que con estos sencillos consejos tu ordenador pueda vivir de forma útil más tiempo. Recuerda que un correcto mantenimiento y una limpieza semanal son las dos claves fundamentales para que funcione con rapidez y de forma óptima. ¡Cuídale!

Fotos

Vídeos