Así debes cortar las uñas a tu bebé

A diferencia de niños y adultos, los bebés tienen las uñas muy finas y están pegadas a la piel, por lo que hacerlo de forma incorrecta puede causarle daños

FRAN JUSTICIA

Dicen que tener un hijo cambia la vida, algo que es totalmente cierto, y es que debes emplear gran parte de tus ahorros y sueldo en adquirir productos que él necesita, parte de tu tiempo en su cuidado, y claro, de la noche a la mañana te enfrentarás a un mundo en el que las cosas no se hacen tal y como las has hecho anteriormente, puesto que desde preparar su comida hasta bañarle y cortarle las uñas pueden ser actividades para las que tendrás que aprender ciertas nociones.

Precisamente, cortar las uñas es una de las actividades que más temor causa en los padres primerizos, puesto que muchos temen hacerle daño a su pequeño. La realidad es que las uñas de los bebés son muy finas y están muy pegadas a la piel, por lo que sí es necesario tener mucho cuidado al hacerlo o de lo contrario podríamos dañar al niño. Algunos padres optan por no cortárselas, pero esto no es recomendable, puesto que al no controlar sus movimientos el menor puede arañarse la cara.

Sin embargo, no te preocupes, ya que si has sido padre recientemente y no sabes cómo cortarle las uñas a tu peque, a continuación te vamos a dar una serie de claves para hacerlo sin que el niño sufra. ¡Toma nota de ellas!

1. Ojo con las tijeras

Quizá se te ha pasado por la cabeza cortarle a tu bebé las uñas con esas tijeras con las que tú te las cortas, pero te recomendamos que no lo hagas, ya que lo ideal es que hagas uso de unas tijeras especiales para las uñas de los bebés, como las que puedes conseguir a buen precio gracias a las ofertas en tijeras para uñas de Belleza Ideal. Estas tijeras son de acero inoxidable y tienen la punta redondeada, por lo que el impacto contra la piel del pequeño no será tan agresivo, evitando así posibles daños al cortarle las uñas.

2. La tranquilidad es fundamental

Antes de cortarle las uñas a tu peque debes asegurarte de que está tranquilo y de que tiene las manos totalmente secas y limpias. Muchos optan por hacerlo mientras que el bebé descansa, pero cortárselas después del baño también es una buena alternativa, puesto que el niño estará tranquilo y las uñas estarán más reblandecidas, lo que hará más fácil la tarea de cortarlas.

3. Corta en recto

Una vez que tenemos claro el material y el momento en el que debemos cortar sus uñas llega el momento de aprender a llevar a cabo la tarea. Lo puedes hacer solo o con ayuda de tu pareja, aunque siempre recomendamos que se haga entre dos personas, ya que así se reduce el riesgo de que el pequeño sufra alguna herida, puesto que uno se encargará de sujetarlo para evitar movimientos repentinos, mientras que otro cortará tranquilamente sus uñas. Independientemente de cómo lo hagas, lo ideal es que no te pegues demasiado a la piel a la hora de cortar sus uñas, realizando siempre cortes en recto y nunca dejando puntas.

Esperamos que estos consejos te hayan resultado útiles y que cortar las uñas a tu bebé ya no sea un problema.

Fotos

Vídeos