4 consejos para alargar la vida de tu portátil

4 consejos para alargar la vida de tu portátil

Un uso incorrecto del cargador o sobreexponerlo a temperaturas muy elevadas son acciones que pueden mermar la calidad del trabajo de estos dispositivos

R.I.

La tecnología se ha convertido en una parte imprescindible de nuestro día a día, motivo por el que casi vamos pegados a nuestros smartphones y portátiles, dispositivos sin los que sería muy difícil vivir.

Viven tan cerca de nosotros que también se ven expuestos a situaciones que podrían acabar repentinamente con su vida útil, desde que se les caiga encima un vaso de agua hasta que se caigan mientras los trasladamos. Todo puede pasar.

Afortunadamente existen diversas medidas que puedes tener en cuenta para alargar la vida útil de tu ordenador portátil, las cuales te cuento a continuación. Sin embargo, en caso de que tu dispositivo ya haya pasado a mejor vida, no desaproveches la oportunidad que te ofrece FNAC esta semana para beneficiarte de hasta un 25% de descuento en ordenadores portátiles si haces uso del código descuento FNAC de Descuentos Ideal. ¡Toma nota de cómo puedes proteger a tu tecnológico aliado!

1. Ojo con la batería

Una de las razones más comunes de que un ordenador portátil deje de funcionar reside precisamente en que la batería se estropea. Esto se debe a que no has hecho un buen uso de la misma, ya que la has utilizado en exceso o bien has esperado demasiado para cargarla. Lo recomendable es que la cargues en cuanto esta se agote, nunca antes, ya que puedes dañarla fácilmente.

Además, también te recomiendo limpiar el conector de la batería con un producto apropiado para evitar que el polvo acaba con su vida útil.

2. Instala una base refrigerante

En verano cuando tienes calor buscas rápidamente el abanico o el aire acondicionado, ¿verdad? Pues con los ordenadores deberías hacer exactamente igual, ya que el sobrecalentamiento de estos dispositivos puede acabar drásticamente con su funcionamiento, ya que, literalmente, quema parte de sus piezas. Por ello, no dudes en instalar una base refrigerante y en mantener limpias las ranuras por las que circula el aire.

3. Acaba con el polvo

El polvo es una sustancia que aunque parezca inofensiva, no lo es, por lo que te recomiendo que limpies asiduamente tanto la pantalla como el resto de zonas de tu portátil. Eso sí, realiza esta limpieza con un producto no abrasivo y emplea un bastoncillo para llegar a todas las ranuras del mismo.

4. Precaución con los virus

Es muy recomendable contar con un buen antivirus en tu PC, pero sobre todo este debe estar actualizado, ya que si ha caducado y lo mantienes en tu ordenador lo único que estarás haciendo es quitarle espacio al almacenamiento. Además, no insertes memorias USB extrañas ni descargues archivos que el propio ordenador identifique como potencialmente peligrosos.

Fotos

Vídeos