5 beneficios de utilizar una bici eléctrica

5 beneficios de utilizar una bici eléctrica

Las mismas se están convirtiendo en un medio de transporte alternativo al coche

FRAN JUSTICIA

Entre todos nos estamos cargando el planeta, especialmente si hacemos uso del coche los 7 días de la semana por la comodidad que ello supone. Para paliar este gran problema puedes ir andando al trabajo o bien puedes optar por medios de transporte, por ejemplo, el autobús público o el metro, pero claro, ¿sale más rentable que pagar la gasolina? La respuesta es no, pero entonces, “¿cómo voy a trabajar?”, te estarás preguntando. ¿Has pensado en la bicicleta eléctrica?

Las mismas, las cuales las puedes adquirir con un 10% de descuento con el código promocional Norauto, son bicicletas convencionales, a las que se les instala un motor eléctrico para que ayude en el pedaleo. Estas se están convirtiendo en un medio de transporte alternativo al coche, el cual aporta numerosos beneficios, ¿quieres conocerlos? ¡Sigue leyendo!

1. No afectan al medioambiente

El principal beneficio del uso de bicicletas eléctricas afecta al medioambiente, puesto que a diferencia de otros medios de transporte, este no contamina y ayuda a combatir la contaminación del aire urbano, ya que no emite CO2, o al menos reduce la emisión con respecto a otros transportes.

2. Harás ejercicio

El hecho de que cuenten con un motor no significa que ya no vuelvas a pedalear, seguirás haciendo el mismo ejercicio físico que realizabas con una bicicleta convencional, salvo que esta vez por más tiempo, puesto que la misma te permitirá recorrer distancias más largas.

3. Te permiten ejercitarte si has sufrido una lesión

Si quieres hacer ejercicio pero sufres algún problema en tus huesos o dolor en tus articulaciones, podrás trabajarlas fácilmente y sin sufrir ningún daño con una bicicleta eléctrica, ya que puedes ajustar el trabajo que ejerce el motor para reducir la intensidad con la que pedaleas, por lo que la carga en rodillas y ligamentos será menor.

4. Son económicas

Si tenemos en cuenta el gasto que supone tener un coche, y no me refiero únicamente al importe que cuesta comprarte uno, sino al mantenimiento, el combustible, el seguro, los impuestos o las multas, sin duda alguna comprarse una bici eléctrica sale más rentable, ya que el mantenimiento es mínimo, por no decir nulo, y el precio no suele ser muy alto.

5. Se adaptan a cualquier situación

Con esto me refiero a que puedes utilizar la bicicleta para todo un trayecto o bien combinarla con otros medios de transporte para simplificar recorridos, algo que con otro transporte como un coche sería imposible. Además, las bicicletas pueden introducirse en metros y trenes, por lo que los desplazamientos intermodales son posibles.

Fotos

Vídeos