El aparato que va a calentar tu hogar a tu gusto

El aparato que va a calentar tu hogar a tu gusto

Está ganando cada vez más popularidad gracias a las enormes ventajas que proporciona con respecto a un calefactor o un radiador

FRAN JUSTICIA

Parecía que no iba a llegar nunca, pero el frío se ha instalado oficialmente en nuestro país, y es que salir de casa a las 9 de la mañana sin un abrigo ya es todo un riesgo, puesto que los termómetros marcan temperaturas por debajo de los 12 grados.

Por ello, son muchas las personas que en los últimos días han comenzado a plantearse una duda clásica de estas fechas, ¿cuál es la mejor alternativa para calentar mi hogar? Radiadores, calefactores, aire acondicionado, ventiladores térmicos… las posibilidades y los aparatos, los cuales puedes conseguir a buen precio gracias a los descuentos Media Markt 11 del 11, son muchos, pero hoy queremos hablarte de uno en concreto, el convector, el cual está ganando cada vez más popularidad gracias a las enormes ventajas que proporciona con respecto a otros electrodomésticos similares.

Los convectores son aparatos eléctricos que, a diferencia del calefactor, calientan directamente el aire que hay en la estancia a través de unas resistencias que se calientan utilizando la corriente eléctrica. Además, algunos modelos suelen incorporar un ventilador interno para ayudar a que el aire circule más rápido, y por ende a que la habitación en la que se encuentra instalado se caliente más rápido.

Estos aparatos tampoco presentan las mismas partes que otros aparatos, puesto que se componen de un amortizador de ambientes, una mirilla, una perilla de encendido y regulación, una salida de aire caliente y una entrada de aire frío, produciéndose el control de la temperatura a través del termostato. Su diferencia principal con el calefactor reside en que el aire se calienta de forma natural al pasar por las resistencias eléctricas, mientras que el calefactor posee un ventilador para ello, siendo este más ruidoso.

Sus ventajas son muchas, pero ante todo destaca que es práctico para calentar habitaciones pequeñas como la cocina o el cuarto de baño y que además puede aromatizar la habitación en caso de que posea un recipiente para este fin. Por otro lado, es fácil de transportar, cuenta con ruedas, no necesita instalación y consume poca energía, por lo que el ahorro económico será mayor que con otros aparatos.

Por tanto, esta alternativa de calefacción es perfecta para todos aquellos que buscan aumentar la temperatura de forma temporal de una determinada habitación. En cambio, no te la recomendamos si vives en una casa grande y buscas calentar toda la casa. Es la mejor opción si solo quieres calentar zonas específicas y en un momento específico, permitiéndote así ahorrar con facilidad, ya que pagarás solo por lo que usas.

Fotos

Vídeos