Ideal

3 formas de extraer leche materna

3 formas de extraer leche materna
  • Además del método natural existen diversos instrumentos que pueden facilitar la extracción

Uno de los principales problemas que tienen que enfrentar numerosas madres, especialmente las primerizas, es la lactancia, ya que no sale la leche suficiente que necesita ingerir el pequeño, las mamas y el pezón son demasiado grandes o bien la leche no les ha subido. También puede darse el caso de que aunque pueda dar leche a su hijo, no pueda por trabajo o por otra situación, por lo que le es necesario extraerla previamente para almacenarla o para poder dársela en otro momento. Tanto para los problemas inicialmente señalados como para este último existen diversas formas de extraer leche materna que aseguran y permiten que el bebé pueda alimentarse de forma eficiente. Una de estas alternativas son los extractores de leche, los cuales los puedes conseguir a buen precio beneficiándote de las ofertas en extractores de leche de Belleza Ideal. A continuación te recomendamos los tres mejores modelos que puedes encontrar en el mercado. ¡Toma nota!

1. Eléctrico

Son los más fáciles de utilizar y además succionan más leche que los manuales y en menos tiempo. No requieren ningún esfuerzo físico y caben perfectamente en el bolso. Normalmente solo tienes que presionar un botón y dejar que el aparato haga su trabajo, es decir, presionar el seno para extraer la leche. Además, son ideales para realizar otras actividades como trabajar en el ordenador o leer un libro, puesto que no tardan más de 12 minutos en extraer la leche necesaria y no requieren las dos manos para realizar el trabajo. Eso sí, son algo caros, por lo que asegúrate de que los vas a utilizar con mucha frecuencia, ya que de lo contrario no serán una buena inversión.

2. A pilas

Son un híbrido entre los eléctricos y los manuales, ya que prácticamente tienen características de unos y otros modelos. No requieren mucho esfuerzo pero tampoco consiguen extraer mucha leche, por lo que están especialmente indicados para tomas puntuales y casuales. Al igual que con los eléctricos tampoco necesitan el uso de ambas manos, puesto que con una basta, por lo que se pueden realizar otras actividades sin problemas. Además, son más baratos que los eléctricos, por lo que puede ser una buena alternativa para las que no quieren perder el bolsillo en el intento. Su principal desventaja reside en que la batería se agota con mucha facilidad, por lo que hay que cambiarle las pilas continuamente.

3. Manuales

Los manuales son los más baratos pero también los menos eficaces, puesto que apenas logran extraer leche, lo que se traduce en que continuamente deben de ser utilizados. Básicamente son una especie de copas que se colocan sobre el pezón y un dispositivo que succiona la leche hacia un biberón. A diferencia de los anteriores pueden ser utilizados en cualquier momento sin necesidad de que estén cargados o de disponer de una conexión a la corriente eléctrica. Son algo más lentos, puesto que una sesión de extracción puede durar aproximadamente 45 minutos y requiere de ambas manos para ello, por lo que tampoco se pueden realizar otras actividades mientras se extrae la leche.

Temas