Ideal

3 destinos exóticos para enamorarte de África

3 destinos exóticos para enamorarte de África
  • El continente se caracteriza por las altas temperaturas, la mezcla de culturas y por poseer paisajes dignos de aparecer en una postal

El invierno es una estación que o la amas o la odias, no hay punto intermedio. Están aquellas personas que adoran quedarse en casa arropados con una manta mientras ven películas, o salir a la calle a disfrutar de la nieve o a saltar sobre charcos de agua, y luego están esas otras personas que solo desean que la primavera y el calor lleguen cuanto antes. Por ello, muchos optan por viajar en invierno al igual que las aves hacia lugares cálidos, zonas del mundo donde el invierno y el frío prácticamente sean una utopía, y en definitiva hacia parajes tan bellos, exóticos y calientes como los que puedes encontrar en África. El tercer continente más extenso del mundo guarda numerosos secretos y sorpresas que esperan por ti para que sean revelados, así que no dudes en realizar un viaje hasta él y descúbrelos. Sólo en este continente podrás ver una jirafa en libertad a pocos metros de una ciudad con grandes rascacielos y solo en él podrás disfrutar de los atardeceres y amaneceres más espectaculares que jamás hayas soñado. Sin embargo, no todos los destinos de África son igual de interesantes y por ello a continuación vamos a recomendarte los mejores, esos que te emocionarán y que nunca olvidarás, aquellos a los que puedes viajar a buen precio si te beneficias de las ofertas en vuelos de Descuentos Ideal.

1. Ver el amanecer sobre las dunas del Sáhara

En Marruecos se encuentra uno de los desiertos más impactantes, reconocibles y admirados del mundo, hablamos del desierto del Sáhara, una extensa llanura que se abre paso por el país y que ha albergado numerosas grabaciones de films cinematográficos y que recibe anualmente la visita de miles y miles de turistas maravillados de su historia, sus leyendas y sobre todo su grandeza. Para disfrutar del Sáhara basta con que te escapes una tarde al pueblo de Merzouga, espera unas horas y podrás ser partícipe de uno de los atardeceres más bellos que habrás visto nunca. Observar como el sol se hace pequeño ante la magnitud de las dunas del árido desierto es algo que muy pocos pueden contar. Además, si vas de noche podrás ver perfectamente la vía láctea.

2. El Miami africano se llama Gran Baie

Gran Baie es un pueblecito costero que perfectamente podría confundirse con el auténtico paraíso, playas arenosas, aguas cristalinas, un imponente sol y tiendas, comercios y restaurantes situados a lo largo de una gran avenida. No, no es Miami ni está en América, está en África, concretamente en la costa noroeste de la República de Mauricio. Allí podrás realizar gran cantidad de actividades, desde admirar la preciosidad del fondo marino hasta practicar un poco de windsurf o por qué no, dar un paseo en yate a lo largo y ancho del mar azul. Si tienes suerte puede que incluso veas algún que otro delfín y tortugas marinas. Eso sí, ten cuidado bañándote ya que se suelen avistar tiburones con cierta facilidad.

3. Siéntete en la auténtica sábana africana en Kenia

¿Fan de ‘El Rey León? Disney se basó en los paisajes de los anocheceres y amaneceres de Kenia para recrear las primeras escenas de su exitosa película, así que si esta historia marcó tu infancia no dudes en dejarte caer por la Reserva Nacional de Masai Mara, en Kenia. Allí podrás ver numerosos animales desde antílopes hasta leones, pasando por cocodrilos, avestruces y orangutanes entre otros. Es el lugar perfecto para hacer un safari, tomar decenas de fotos, enamorarte de la naturaleza y terminar de ser conquistado por la bella África.

Temas