Ideal

Dime cómo es tu cara y te diré como debes teñirte

Dime cómo es tu cara y te diré como debes teñirte
  • A partir de la forma del rostro se puede trabajar con distintos colores en el cabello con el objetivo de disimular posibles imperfecciones de la piel y favorecer al look

Se acerca la Navidad, una época en la que vamos a tener que hacer frente a numerosas apariciones públicas, por lo que muchas personas empiezan a preocuparse por el look que van a llevar esa noche, los complementos, y claro, en el caso de las chicas, a veces hay otras dos cosas que también son importantes de cara a lucir genial estos días, el maquillaje y, especialmente, el cabello. Precisamente por ello, estas semanas previas a la celebración de cenas y almuerzos de Navidad, ya sea con familia, amigos o compañeros de trabajo, las peluquerías se llenan de clientes que buscan como locos darle un estilo diferente a su cabello. En los últimos meses son muchas las técnicas que se han difundido, entre ellas, una que nace a medio camino entre el ‘contouring’ y los cortes de cabello tradicionales, hablamos del ‘hair contouring’, una técnica de coloración muy sutil que juega con tonos claros y oscuros para conseguir un resultado muy llamativo y que se basa sobre todo en la forma del rostro con el objetivo de disminuir de forma natural con el cabello la visibilidad de posibles imperfecciones de la piel, haciendo resaltar aquellas zonas que más deseamos. Pon atención porque a continuación, en función de distintos tipos de cara, te contamos cuáles son los mejores tintes que puedes aplicarte, los que encontrarás además a buen precio si te beneficias de las ofertas en tintes de Belleza Ideal. ¡Toma nota!

1. Cuadrada

Este tipo de rostros suelen necesitar luz por la parte superior, ya que se caracterizan por tener la mandíbula muy pronunciada, por lo que se trata de hacer que destaque lo menos posible. Por ello te recomendamos un color claro en la zona superior donde se encuentra la raíz, y quizá podrías decantarte por un tono algo más oscuro en la parte inferior. El rubio o el castaño es la mejor elección en este tipo de rostros.

2. Ovalada

¡Enhorabuena! Tienes un rostro perfecto, ya que este tipo de tez suele ajustarse muy bien a cualquier color. No obstante, si quieres que dicha perfección sea aún más notoria no dudes en darle mayor volumen y brillo con colores muy llamativos, como por ejemplo el rubio platino o tonos pelirrojos.

3. Redondo

Si el ovalado era el rostro perfecto, por lo general, los rostros redondos suelen dar muchos problemas, puesto que se caracterizan por la práctica nula visibilidad del cuello, algo que se nota con facilidad. Por tanto, al igual que ocurría con los rostros cuadrados, trata de darle brillo y luz a la parte superior, así todo el mundo se centrará en la zona de arriba de tu cabeza y no en la de abajo, además de que simétricamente estilizará mucho tus facciones al potenciarlas. Por otro lado, también es recomendable que oscurezcas las puntas. Decántate por un color castaño oscuro, así conseguirás ese punto de luz en la zona superior y mucha oscuridad en la zona inferior.

4. Invertida

Suele ser el tipo de rostro más común, y con él debemos buscar justamente lo contrario que en los casos de rostro cuadrado y redondeado, debemos oscurecer ante todo la parte superior y en cambio dar luz a la parte interior, puesto que de lo contrario no encontraremos ese equilibrio y sobre todo, el volumen que necesita la parte inferior de la cara en estos casos, para que no se vea literalmente como un triángulo. Para este tipo de rostro vienen geniales las mechas californianas, con un tono oscuro en la parte superior y algo más claro en la zona inferior.

Y tú, ¿con cuál te quedas?