Ideal

¿Cuál es el mejor 'after shave' para el afeitado?

¿Cuál es el mejor 'after shave' para el afeitado?
  • La loción y el bálsamo pugnan por convertirse en los productos estrella del afeitado masculino

Los hombres también se cuidan, es una realidad que a pesar de que muchos se han empeñado en negar lleva ocurriendo prácticamente desde el siglo pasado, ¿o acaso afeitarse o ir al gimnasio no es preocuparse por el aspecto físico? Evidentemente, sí. La higiene está estrechamente relacionada con el cuidado de nuestra apariencia, y por tanto ni metrosexuales ni nada que se le parezca, el hombre se ha cuidado desde siempre. Precisamente el afeitado de la barba y bigote es una de las rutinas de cuidado estético que realizan prácticamente cada dos días la gran mayoría de los hombres. Una actividad que además supone un gran riesgo, ya que si no tomamos las precauciones necesarias podemos dañar gravemente la superficie de nuestra piel. No obstante, si hay un cosmético del que muchos hombres hacen uso y que por tanto se convierte en su fiel aliado especialmente durante el desarrollo de esta actividad ese es sin duda el ‘after shave’, una loción, bálsamo, gel, crema o sérum que provee a la piel de la hidratación y componentes necesarios para fomentar su regeneración y recuperación tras el impacto recibido por las cuchillas y máquinas de afeitar. En el mercado hay una gran variedad de este tipo de productos, los cuales puedes conseguir además a buen precio si te beneficias de las ofertas en after shave de Belleza Ideal, pero a continuación te contamos exactamente cuál funciona mejor si la loción o el bálsamo ¡Toma nota del Barça-Madrid de la cosmética masculina!

¿Qué beneficios ofrece la loción?

La loción ha sido tradicionalmente el cosmético empleado para calmar y aliviar la irritación que se producía en la piel después del afeitado, y es que no olvidemos que esta tarea significa el contacto de una cuchilla con una superficie que no es precisamente dura y resistente, sino que se puede herir e irritar con facilidad, más aún en caso de tener la piel seca o hipersensible. Las lociones se caracterizan por ser líquidos transparentes similares a una colonia, que normalmente incluyen una gran cantidad de alcohol, lo que ocasiona que los poros se cierren y que la piel se desinfecte, evitando la aparición de los molestos granitos post afeitado. El alcohol también es útil para acelerar la cicatrización de los posibles cortes que nos hayamos podido hacer, pero eso sí, no está recomendado para las personas con pieles muy sensibles ni secas, ya que es muy agresivo y podría incluso llegar a irritar aún más la piel o resecar en exceso. Un extra que aporta que en cambio no ofrece el bálsamo es que cuenta con aroma similar al de los perfumes, lo que da sensación de frescor y vitalidad.

2. Bálsamo

El otro gran aliado del afeitado masculino es el bálsamo, un after shave que se diferencia principalmente con respecto al anterior en que no es un líquido como tal, sino que su textura es algo más espesa, muy similar a lo que sería un sérum facial, teniendo incluso un color blanquecino. Además es un excelente 2 en 1, ya que además de cuidar tu piel después del afeitado, se encarga de hidratar en profundidad la superficie de la dermis, aportándole todos los nutrientes necesarios para gozar de juventud, luminosidad y salud, siendo un perfecto sustituto de una crema hidratante masculina pero sin renunciar a los beneficios que ella nos proporciona. Es ideal para las pieles con tendencia a irritarse fácilmente, ya que la piel lo absorbe rápidamente y sus activos calmantes penetran con intensidad en ella, haciendo que se reblandezca y que la recuperación sea progresiva. No llevan alcohol, se extienden con facilidad y producen un acabado muy apurado.

Como ves ambos tienen sus puntos positivos, por lo que la decisión de elegir entre uno y otro dependerá ante todo de tu tipo de piel y de tus necesidades claro. Así, como norma general, las lociones son algo agresivas puesto que contienen alcohol, lo que reseca la piel pero le aporta alivio, frescor, aroma y cierra los poros agilizando la cicatrización en caso de heridas, por lo que es recomendable para pieles mixtas o pieles grasas, ya que no las resecará en exceso, sino que favorecerá el equilibrio. Por otro lado, los bálsamos son menos agresivos, no contienen alcohol, tienen una doble función de calmar la irritación e hidratar y aportar brillo a la piel, y por ende son más adecuadas para las pieles secas, sensibles o hipersensibles.

Ahora ya sabes cuál es el after shave que mejor se ajusta a tus necesidades, no dudes en utilizarlo y ponle fin a esas rojeces, picores e irritaciones que dañan tu piel tras el afeitado.

Temas