Ideal

Dime tu color de ojos y te diré qué sombras debes utilizar

    Dime tu color de ojos y te diré qué sombras debes utilizar
    • Si el tono es igual que el color de tu iris conseguirás un resultado uniforme

    El maquillaje ha sido desde siempre uno de los complementos perfectos para lucir bella y radiante, pero sobre todo para potenciar rasgos de nuestro rostro, como pueden ser los pómulos, los labios o especialmente los ojos. Elegir una buena base de maquillaje es fundamental para tapar esas pequeñas imperfecciones que prometen de lo contrario echar a perder nuestro estilo y aspecto, escoger un llamativo ‘lip stick’ también es útil si queremos resaltar esta zona, y claro, decantarse por una sombra de ojos que concuerde con nuestro tono de piel y con el resto del maquillaje es también muy importante.

    No obstante, concretamente en este último aspecto, es quizá incluso más importante que la sombra case con nuestro color de ojos, es decir, que la tonalidad se encuentre dentro de la misma familia cromática que el color de nuestro iris, o bien que al menos sea de tonalidad complementaria. Algo fundamental, puesto que en función de una característica u otra obtendremos un efecto distinto al maquillar los ojos. Así, como norma general, si la sombra es del mismo color del iris, el resultado será elegante y sobrio, mientras que si es de una tonalidad complementaria, servirá para enfatizar. A continuación, te vamos a decir qué sombras de ojos te convienen más en función del color de tu iris, así después podrás conseguir el modelo que mejor se ajusta a ti, beneficiándote de los cupones de descuentos en sombras de ojos de Descuentos Ideal.

    1. Ojos marrones

    Los ojos marrones suelen ser los más comunes, y son muy cómodos de cara a elegir una sombra de ojos, ya que prácticamente funcionan bien con todos los colores, tanto claros como oscuros. A pesar de que anteriormente te hemos dicho que si el color de la sombra de ojos coincide con tu color de ojos producirá un efecto más uniforme, con los ojos marrones los colores que mejor van son los azules oscuros, especialmente si el color de tus ojos es marrón claro. En el caso de que sean marrón oscuro, entonces decántate por los dorados, naranjas y corales, ya que le aportarán ese toque de suavidad necesario.

    2. Ojos marrones verdosos

    Puedes tener los ojos marrones, pero con un pequeño matiz verdoso que hace que todo lo que te hemos dicho anteriormente no te sirva. En este caso, escoge sombras de color púrpura, azules oscuros o un tono similar al bronce. Suavizarás e iluminarás tu mirada, pero sin perder ese matiz verde que hace diferente el color de tu iris.

    3. Ojos negros

    Otros muy comunes son los ojos negros. En este caso decántate por las sombras color café y evita al máximo los colores muy oscuros, ya que reducirás la potencia de tu mirada. Con este tipo de iris se trata de dar luz extra, por lo que además del color café, opta por rosas y dorados.

    4. Ojos azules

    Con este tipo de ojos es cuando cobra sentido eso que dijimos de que el tono de la sombra debía ser similar al del iris, puesto que así conseguirás un efecto muy natural. Decántate por tonalidades turquesas, aguamarinas y celestes. No obstante, en caso de que decidas arriesgar y potenciar el color de tu iris, entonces piensa en las sombras con tonalidades marrones, beige, naranjas y rosas.

    5. Ojos grises

    No es muy común tener este color de ojos, pero si es tu caso, te recomendamos que potencies al máximo esta particular tonalidad con tonos oscuros como negro, púrpura o azul.

    6. Ojos verdes

    Con ellos sucede algo similar a lo que ocurría con los ojos azules, es decir, si quieres conseguir un efecto natural y ligero, escoge tonalidades a juego con el color de tu iris, como por ejemplo los verdes con matices marrones o los verdes esmeralda. Por el contrario, si quieres hacerlos destacar, entonces piensa en aplicarte sombras con tonalidades púrpuras como el lila o el burdeos.

    Estas son las principales tonalidades de sombras de ojos que deberías aplicarte en función del color de tus ojos para conseguir un look natural o para potenciar tu mirada. No obstante, recuerda que también es importante tener en cuenta el tamaño de los ojos, es decir, si son grandes lo recomendable es elegir sombras con tonos oscuros, mientras que si son pequeños es más útil decantarse por tonos luminosos. Antes de adquirir una sombra ten presente todos estos consejos y escoge la que mejor se adapta a ti y a tus necesidades. ¡Presume de mirada!