Ideal

5 consejos para elegir las mejores cortinas para casa

5 consejos para elegir las mejores cortinas para casa
  • Además de ser elementos decorativos, dotan a la estancia de personalidad, confort, privacidad e intimidad

La decoración de nuestra casa puede darnos numerosos dolores de cabeza, desde elegir dónde vamos a colocar ese mueble que nos ha regalado un familiar y que no nos gusta pero no podemos tirar por compromiso, hasta escoger las cortinas que van a aportar intimidad y privacidad a la estancia, todo se convierte en un contante ‘Y si… Y sí…’. La realidad es que elegir unas cortinas para casa no es algo que deba hacerse a la ligera, puesto que aunque no lo creas influyen diversos factores, que si los tienes en cuenta, pueden inclinar la balanza hacia una elección u otra. Es un elemento que además de ser decorativo, aporta personalidad y confort al lugar, ayuda a controlar la luz que entra, mantiene nuestra privacidad, etc. por lo que debemos dedicar tiempo a su elección. A continuación te dejamos algunos consejos ideales que puedes seguir para elegir las cortinas de tus sueños, y además las más baratas, ya que puedes conseguirlas con las ofertas en cortinas de El Mejor Precio Ideal a un precio de infarto. ¡Toma nota!

1. ¿Cuál será su función?

Puedes utilizar cortinas para conseguir numerosos fines, por lo que antes de comprar un modelo en específico, lo ideal es que trates de determinar cuál va a ser su uso concreto y la función que quieres conseguir con ellas, es decir, ¿quieres filtrar la luz del sol? O quizá prefieres que proporcionen un efecto de ampliación de la habitación, o no, tal vez para ti es mejor que ejerzan como elemento decorativo de la casa. Sea como sea, la decisión está en ti. Cuando tengamos clara la función sí podremos elegir cortina, puesto que no será lo mismo una cortina para una habitación en la entra poca luz o ninguna que para otra en la que sí hay abundancia de luz. La tela, el color, el tamaño, todo puede cambiar por ese pequeño detalle o incluso por el hecho de que la quieras para decorar y no para proveer de intimidad a la estancia.

2. La ventana

La forma de la ventana también es muy importante para determinar el tipo de cortina que necesitas, puesto que en función de ello y de la luz que penetra por ella podrás decidir si necesitas una cortina con una tela más tupida o más transparente, más corta o más larga. Lo ideal es que la tela sea proporcional al tamaño y largo de la ventana, más 30 cm de ancho y 10 cm de largo o 15 cm si quieres que caigan hasta el suelo, una de las últimas tendencias, especialmente con telas pesadas como las sedas salvajes o las chenillas. Por supuesto con respecto a la ventana ten también en cuenta si es abatible, plegable, corredera, balconera, etc. Así podrás evitar problemas de apertura y cierre con tus cortinas, eligiendo la que sea más adecuada.

3. El color

El color será uno de los rasgos distintivos de tus cortinas, por lo que debes pensar muy bien cuál va a ser. Un aspecto que puedes tener en cuenta para determinarlo puede ser el tamaño de la habitación, ya que si es pequeña lo mejor es optar por colores neutros en las cortinas, como el blanco o el beige, puesto que así aumentará el efecto de amplitud en la estancia. Por el contrario si es muy grande, podrás jugar con todo tipo de colores y tejidos. También puedes tener en cuenta para elegir el color, el tono de la pared, la ropa de cama, el sofá, las mesas y sillas, las lámparas, etc. Normalmente los colores azules funcionan bien con los blancos, mientras que los amarillos van mejor con naranjas y verdes.

4. Estampados

No hay que evitarlos a toda costa, pero sí tener precaución con ellos, ya que mezclar estampados podría producirse un efecto recargado e incluso caótico si en la estancia tenemos mobiliario que también incluya estampado. Lo ideal es que si el mobiliario presenta estampados, escojamos unas cortinas totalmente lisas para equilibrar la decoración y no saturar la estancia.

5. Sistema

Es nuestro último consejo, pero no por ello el menos importante. Con sistema nos referimos al tipo de sistema que se emplea para abrir y cerrar las cortinas. Normalmente las más adecuadas son las cortinas de rieles, especialmente si se dispone de poco espacio entre el techo y la ventana. Estas cortinas cuelgan mediante guías deslizantes en rieles instalados sobre las ventanas y ocupan poco espacio. No obstante, otro sistema como los estores o las cortinas venecianas que se pliegan de forma vertical también son una buena opción.

Estos son algunos de los consejos que puedes tener en cuenta para elegir tus cortinas, esperamos que te hayan servido y que los pongas en práctica, eligiendo las mejores cortinas del mercado.