Ideal

3 leches animales que mejoran el aspecto de tu piel

3 leches animales que mejoran el aspecto de tu piel
  • Gracias a sus componentes y activos naturales son capaces de aportar elasticidad, hidratación y vitalidad a la dermis

La piel del rostro es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo, ya que al igual que las manos es una de las pocas zonas que en épocas de frío y especialmente en invierno están expuestas al frío, por lo que al final termina siendo la más dañada. El frío puede provocar grietas, rojeces intensas y sequedad excesiva en nuestra dermis, un problema que pide a gritos un claro extra de hidratación, el cual normalmente solemos aplicar a partir de cremas y sérums. En los últimos años están ganando terreno de nuevo las leches corporales, especialmente aquellas que provienen de origen animal y que son 100% naturales, ya que se considera que los beneficios serán mejores. La realidad es que estas leches animales están siendo utilizadas como base para desarrollar diversos productos cosméticos como geles y cremas que permiten obtener todos sus beneficios intensamente y que puedes conseguir a buen precio beneficiándote de las ofertas en leches corporales de Belleza Ideal. No obstante, no cualquier leche animal puede convertirse en una gran aliada de tu piel, ya que únicamente estas tres han sido alabadas por la mayoría de celebrities. ¡Vamos a darnos un baño de leche al más puro estilo de Cleopatra!

1. Cabra

Ingerir leche de cabra ya produce numerosos beneficios de por sí, pero es que aplicarla en el rostro o en el cuerpo no se queda atrás, puesto que es un producto que mejora enormemente el aspecto de la piel gracias a sus propiedades naturales, por las que la regenera y la cuida de forma óptima. Quizá por ello lleva siendo utilizada desde hace mucho tiempo como cosmético natural, siendo actualmente cada vez más comercializada. Además de regenerarla, la leche de cabra contribuye a restablecer el equilibrio natural del pH de nuestra piel, actuando así además como defensa frente a posibles bacterias que quieran dañarla. Es recomendable para cuidar y reparar pieles maltratadas, sensibles y débiles, puesto que no altera el pH de la piel al ser prácticamente idéntico y reduce la inflamación. Por otro lado, también frena el envejecimiento y reduce la aparición de arrugas, nutre e hidrata la piel, combate el acné, y suaviza y limpia en profundidad la dermis. La puedes encontrar en cremas, leches corporales y jabones.

2. Yegua

La leche de yegua está considerada como la leche animal que más se parece a la leche materna humana, por lo que se considera muy beneficiosa para el organismo y especialmente para la piel. Gracias a su riqueza en ácidos grasos Omega 3 y 6, es ideal para paliar afecciones como la dermatitis, la psoriasis, las eczemas y las manchas en la piel, aliviando la zona. Purifica y sana la piel, puesto que contiene lisozimas y lactorepoxidasas, componentes ideales para eliminar cualquier toxina nociva, y la tonifica, estimulando su irrigación y regeneración, y nutriéndola en profundidad. Además, también suele ser un excelente anti arrugas, ya que su alto contenido en vitaminas C, E y A le permite eliminar progresivamente las arrugas, reducir su visibilidad y activar las células para un mejor crecimiento. Al igual que la leche de cabra, la puedes encontrar en cremas, geles y lociones corporales.

3. Burra

Nuestra última leche es la leche de burra, sí, aquella que utilizaba Cleopatra para bañarse día sí y día también, y es que no era precisamente tonta, ya que esta leche proporciona un doble efecto nada despreciable para la piel. La leche de burra provee de una textura hermosa y aterciopelada a tu cutis, gracias a sus componentes y nutrientes, como son los ácidos grasos y las vitaminas A, B1, B2, B6, C, D y E. Es una leche ideal para pieles secas y sensibles con tendencia a no cicatrizar heridas o a experimentar manchas, y además, también permite regenerar la piel, eliminando arrugas que denoten el paso del tiempo y rejuveneciendo la superficie cutánea. Por último, también es recomendable para hidratar la piel en profundidad de forma rápida. Esta leche puedes encontrarla especialmente en jabones naturales, ideales para verter sobre tu bañera, disfrutando así de un auténtico baño reparador.

Como ves, las tres ofrecen grandes beneficios para tu piel, por lo que la decisión definitiva recaerá en ti. Tú decides cuál se adapta mejor a tus necesidades y a tu dermis. ¡Pruébalas!