Ideal

3 cosas que no sabías que podías hacer con tu tablet

3 cosas que no sabías que podías hacer con tu tablet
  • Debido al avance de los Smartphone estos dispositivos han quedado relegados a un uso muy esporádico

Por moda, tendencia, novedad o por un interés inicial, a veces nos compramos dispositivos y aparatos que usamos unas cuatro o cinco veces, para después dejarlos relegadas al cajón de la cómoda o armario. Precisamente hace unos cuantos años, no muchos, pero sí unos cuantos, llegaron a nuestra vida las tablets, dispositivos similares a los Smartphone, híbridos entre estos, una televisión y un ordenador, y con un formato muy parecido también a los eBook. Estos aparatos resultaban toda una novedad, y una gran mayoría de personas optaron por comprarlos, pero con el avance cada más amplio de los terminales móviles y de los dispositivos portátiles, al final han quedado relegados a ese cajón del que hablábamos antes o al uso de niños para jugar a juegos y a aplicaciones infantiles, es decir, se han convertido en una forma de tenerles entretenidos. No obstante, como queremos que vuelvas a retomar la relación con tu tablet, a continuación vamos a contarte tres cosas que seguro hasta ahora no habías hecho con ella. Tres motivos que harán que si no tienes tablet, quieras comprarte una, para lo que no dudes en beneficiarte de las ofertas en tablets de El Mejor Precio Ideal.

1. Vigilar tu casa

Si estabas pensando en contratar un sistema de seguridad porque te vas a ir de viaje estas navidades o simplemente porque temes que alguien se meta en casa, puedes ahorrártelo gracias a tu tablet, ya que solo necesitarás adquirir unas cuantas cámaras y conectarlas a tu dispositivo de forma inalámbrica para que puedas monitorizar toda la actividad que acontece en tu hogar desde tu tablet. Así, podrás irte de viaje, llevar contigo tu tablet y controlar desde cualquier lugar en el que estés todo lo que está ocurriendo en el interior de tu casa. Esto requiere que adquieras un set de seguridad de cámaras, algunas incluso incluyen detector de movimiento, pero claro, el precio aumentará, así que baraja si es muy necesario o si por el contrario en tu caso es algo prescindible. Algo que también puedes hacer con tu tablet y que está estrechamente relacionado con tu casa es el hecho de controlarla mediante aplicaciones de domótica, que te permitirán desde abrir y cerrar las persianas a distancia hasta poner la calefacción en una única habitación, pero claro, siempre y cuando tu casa cuente con esta posibilidad.

2. Controlar tu ritmo cardíaco

Si hay gente que lleva su tablet al gimnasio no es porque quieran presumir de ella, que también, sino más bien por el hecho de que la tablet puede ofrecerte numerosos beneficios mientras realizas actividad física, desde entretenerte al permitirte escuchar música o adelantar capítulos de tu serie favorita, hasta medir tus pulsaciones y el ritmo cardíaco, sí, no nos hemos vuelto locos. También es útil para controlar lo que comemos, cuánto dormimos, y la calidad de ambas actividades. Para ello solo tendrás que bajarte aplicaciones indicadas para tal fin y si temes por la salud de tu tablet al llevarla contigo en este tipo de actividades, no te preocupes, ya que los dispositivos wearables como pulseras o relojes son la solución.

3. Mando a distancia

¿Vives en casa con alguien que siempre quiere ser el dueño del mando? Pues no te preocupes más, ya que ahora puedes conseguir un auténtico mando a distancia con tu tablet, sí, como lees. Al igual que anteriormente necesitarás una aplicación especial para poder controlar tu televisor, pero la comodidad será absoluta, ya que podrás utilizar tu tablet para navegar por internet o por tus redes sociales, y en el momento en que lo desees podrás cambiar de canal sin necesidad de pelear o discutir por el mando. Eso sí, trata de que sea de mutuo acuerdo, no trates de hacerte tú siempre con el control.

Como ves, hay otros usos que puedes darle a tu tablet además de los más conocidos, así que te animamos a seguir utilizando este dispositivo que tiene mucho que darte y ofrecerte aún.