Ideal

5 trucos para que tu perro no pase frío este invierno

5 trucos para que tu perro no pase frío este invierno
  • Al igual que los humanos también pueden resfriarse con el descenso de las temperaturas

Tener una mascota no es ningún juego, son seres vivos que habitan en casa y que con el tiempo se convierten en miembros de nuestra familia, por lo que hay que cuidarlos y tratarlos con cariño. Ahora con el descenso de temperaturas es cuando más debemos extremar la precaución en su cuidado, puesto que no solo al igual que las personas ellos también sienten frío, sino que su organismo es más débil y frágil y pueden enfermarse con facilidad, especialmente los perros, sobre todo si no están acostumbrados a vivir en la calle. Si tienes un canino en casa y estás muy preocupado porque crees que está pasando frío estos días, pon atención a los siguientes trucos que te vamos a enseñar, ya que te aseguramos que no solo evitarás que se congele, sino que será mucho menos probable que experimente un resfriado. ¡Toma nota!

1. Precaución con su lugar de dormir

Si bien en la mayoría de casos los perros duermen en el interior de la casa junto a sus dueños, hay veces en las que los caninos cuentan con un espacio para dormir habilitado en el exterior. Lo ideal es que tu perro salga lo menos posible al exterior, es decir, solo para hacer sus necesidades y para estirar el cuerpo, ya que así no pasará frío. Si duerme en casa asegúrate de que el material de cama está caliente, es acolchado y está bien colocado y pon su colchón siempre sobre alguna plataforma, nunca sobre el suelo, ya que podría sentir frío. En caso de que duerma al aire libre te recomendamos que además de la cama incluyas paja fresca, ya que es una excelente forma de aislar al animal del frío del suelo y también de la humedad, algo fundamental en esta temporada. Es importante que te fijes en que la casa es aislante y resistente, el suelo de goma, y las paredes de planchas de poliuretano, ya que así tendrás garantizado que será imposible que el frío penetre en el hogar de tu perrito. También puedes optar por instalar algún calefactor pequeño portátil para que el animal se mantenga caliente. Puedes encontrar una casita adecuada a tu can si te beneficias de los cupones de descuentos en casitas y camas para perros de Descuentos Ideal.

2. Sí a la ropa

Es muy normal ver en esta época múltiples perros que van ataviados con abrigos, chaquetas, jerséis e incluso botas, y lo cierto es que son prendas muy beneficiosas a la hora de protegerlos del frío, así que no dudes en comprar varios de estos modelos para tu can, sobre todo si tienes un perro pequeño o con poco pelaje, ya que son los que más sufren el cambio de temperatura. Te recomendamos que escojas chaquetas, mantas y suéteres a base de tejidos como la lana o el algodón, ya que serán muy calientes para tu pequeño peludo. La lluvia también es un problema a veces, así que en este caso decántate por las prendas que incluyen impermeable, se trata de cuidar a tu perro en todos los supuestos. Eso sí, fíjate siempre en que la ropa esté seca, puesto que si no podrías dañar la salud de tu perro al sacarlo a pasear con una prenda mojada y sobre todo no se la pongas durante todo el día, sino únicamente cuando salga, ya que de lo contrario perderá ese efecto de reducir el impacto del cambio de temperatura al salir a la calle.

3. No lo saques a jugar todos los días

Es necesario que los perros salgan a pasear a diario para hacer sus necesidades o para jugar y desarrollar sus capacidades físicas, pero en épocas de frío y lluvia es recomendable que solo los saquemos para que hagan sus necesidades, utilizando el interior de casa para jugar con ellos, claro, con cuidado y precaución para no romper nada. Así tu can seguirá desarrollando sus capacidades pero sin pasar frío. En caso de salir al exterior es muy importante que evites que juegue con nieve o hielo, ya que podría lesionarse.

4. No le cortes el pelo

El pelo es un elemento protector que los perros desarrollan por naturaleza, por lo que no es recomendable recortarlo en exceso durante el otoño y el invierno, ya que les ayuda a proteger su piel del frío. Eso sí, no cortárselo no significa que no debas acicalarlo con frecuencia, ya que es sumamente importante que mantengas la higiene de tu can, peinándole el pelaje y deshaciendo los nudos. Además de que se verá mejor sabrá combatir de forma eficiente el frío que ha llegado a su día a día.

5. Vacúnalo

Es especialmente recomendable en esta época vacunar a los caninos, sobre todo si tienen contacto con otros perros a diario. Consúltalo con tu veterinario.

Estos son los consejos principales que podemos darte para que evites que tu perro se resfríe. Además también es recomendable que te fijes en que el agua que bebe no está muy fría y en que el baño que toma es caliente. Solo con precaución y esfuerzo podrás evitar que tu perro padezca tos perrera o traqueobronquitis, dos de las enfermedades más contagiosas que puede contraer un canino durante el otoño o el invierno.