Ideal

3 claves para triunfar con unas pestañas postizas

3 claves para triunfar con unas pestañas postizas
  • Son un accesorio perfecto para conseguir una mirada profunda y para potenciar los ojos

A la hora de llevar un look son muchos los elementos de nuestro cuerpo que intervienen, siendo el cabello y el maquillaje los más relevantes. Los ojos y especialmente la mirada se están convirtiendo desde hace años en otros importantes rasgos que pueden potenciar nuestro look, por lo que no es de extrañar que cada vez existan más complementos para hacerlos resaltar, como por ejemplo las pestañas postizas. La realidad es que este accesorio es ideal para conseguir una mirada más profunda gracias a unas pestañas más largas y por ello están siendo cada vez más utilizadas. No obstante, no son precisamente fáciles de colocar y debes tener en cuenta unos cuantos consejos antes de adquirir unas, así que pon atención porque a continuación te vamos a contar todos los detalles que rodean a estos complementos estrella que además podrás conseguir a buen precio si te beneficias de las ofertas en pestañas postizas de Belleza Ideal. ¡Toma nota!

1. Escoge el grosor y la forma

Sí, aunque no lo creas existen tipos de pestañas postizas, partiendo de la base de que no todos los ojos contarán con el mismo grosor o forma. Normalmente se pueden distinguir tres tipos de pestañas; enteras, medias, y las de grupo. Las pestañas enteras son las más largas, van desde el lagrimal hasta el final de la línea de pestañas y también se denominan pestañas de efecto 5D. Las medias y de grupo son muy similares, cortas e individuales, sirviendo así de complemento para unas pestañas postizas naturales medianas, y se suelen potenciar con el efecto del propio rímel. Por tanto, antes de aplicarte unas pestañas postizas fíjate bien en cómo es tu ojo y qué es lo que necesita específicamente.

2. Sigue todos los pasos

A la hora de colocártelas es muy importante que sigas una serie de pasos de forma obligada, ya que de lo contrario provocarás que no queden precisamente bien. Ante todo, adquiere un pegamento especial para pegar pestañas, puesto que lo necesitarás a la hora de adherirlas a tus pestañas naturales. Busca que sea un pegamento negro, ya que así se disimulará mejor y por ende el acabado parecerá más natural. Una vez tengas el pegamento, comienza el proceso de adherir tus pestañas postizas.

En primer lugar aplica máscara de pestañas en tus pestañas naturales, a poder ser del mismo color. Posteriormente, coge las pestañas desde el centro con unas pinzas y recorta los pelos que sobren. Cuando las tengas listas coge de nuevo el pegamento y aplica tres gotas sobre la base que llevan y cuatro en los extremos. Después mantenlas al aire durante 30 segundos. Transcurrido este tiempo y con unas pinzas ve colocándolas lentamente, alejándolas dos milímetros del lagrimal. Tras ello vuelve a aplicar máscara de pestañas para que queden totalmente naturales y listo, tendrás unas pestañas perfectas e infinitas.

3. Mantenlas sanas

A pesar de que las pestañas naturales no requieren muchos cuidados, las pestañas postizas sí, al menos si se quiere gozar de un acabado natural y perfecto durante más de dos semanas, que es el tiempo que suelen durar sin el menor daño. Lo ideal es hacer pequeños retoques cada dos semanas y tener precaución con los hábitos diarios, ya que a pesar de que se pueden mojar y maquillar con sombras y eyeliner, no resisten bien los productos a base de aceites como muchos desmaquillantes y cremas, ni tampoco el calor, por lo que si a diario te expones a este tipo de agentes, quizá no son la mejor opción. Solo si tienes precaución y las retocas podrían llegar a durarte más de dos meses en perfecto estado.

Estos son los principales ‘tips’ que podemos darte para que presumas de unas pestañas únicas y definidas. Recuerda que este tipo de complementos de belleza no son dolorosos ni dañan las pestañas naturales, así que no lo pienses más y presume de unas pestañas únicas, definidas e infinitas.