Ideal

3 trucos para maquillar una piel grasa

3 trucos para maquillar una piel grasa
  • Este tipo de pieles requiere productos muy específicos para su tratamiento ya que se caracterizan por una producción excesiva de sebo

Aunque en muchas ocasiones se relaciona el hecho de tener la piel grasa con algo malo debes saber que no tiene porqué ser negativo, siempre y cuando la cuides y trates con precaución. Las pieles grasas se denominan así porque producen un exceso de sebo que en la mayoría de casos deriva en el desarrollo de espinillas y granos, dando lugar al acné y a otro tipo de imperfecciones como puntos negros, poros dilatados o brillo, que impiden que nuestro rostro se vea suave. Este tipo de pieles también cuentan con una excesiva hidratación, por lo que muchas veces afecta al acabado del maquillaje, lo que impide mostrar un rostro suave y luminoso. De hecho, maquillar rostros con exceso de sebo es una ardua tarea, puesto que muchas veces se opta por maquillajes muy fluidos, que no son precisamente la mejor solución, ya que hay que utilizar productos específicos, como los que puedes conseguir beneficiándote de los cupones de descuentos en maquillaje para pieles grasas de Descuentos Ideal, para evitar que el maquillaje se cuartee o dure poco. Además, tendrás que tener en cuenta algunas claves como las que te contamos a continuación para que presumas del mejor rostro maquillado. ¡Toma nota!

1. Preparar la piel

Si bien preparar la piel es una fase fundamental que hay que cumplir al maquillar cualquier tipo de piel, en el caso de las pieles grasas se hace todavía más necesaria, puesto que es vital reducir el exceso de sebo presente en el rostro antes de aplicar el resto de productos. De lo contrario, el maquillaje durará poco o se cuarteará con facilidad. Lo ideal es que limpies e hidrates tu piel en profundidad con un gel específico para pieles grasas sin base oleosa y astringente, ya que así no aportará un extra de grasa a tu cutis, o en su defecto con un sérum regulador de sebo o un frasco de agua micelar. Enjuaga de forma suave con agua y limpia todo tu rostro hasta que quede completamente seco. Cuando hayas limpiado tu piel con un producto específico para pieles grasas no podrás empezar tu maquillaje, sino que deberás aplicar antes una prebase o primer, un cosmético que sí dejará tu piel totalmente preparada para la aplicación de otros productos, ya que cierra los poros y previene la sobreproducción de grasa en tu cutis.

2. La elección del maquillaje

Aunque la mayoría de mujeres con pieles grasas suelen cumplir la fase anterior con pequeños matices, en la elección del maquillaje es donde la mayoría comete errores. Lo ideal es que elijas y utilices una base de maquillaje oil free o libre de aceites y que no aporte más grasa a tu piel, ya que además de empeorar el aspecto de tu rostro, taponaría los canales de salidas de las glándulas sebáceas, provocando mayor cantidad de sebo. Por ello, los aliados ideales son los maquillajes compactos, puesto que no aportan brillos, no obstruyen los poros, y eliminan el exceso de sebo. De forma complementaria a la base, también te recomendamos utilizar polvos matificantes, normalmente minerales, ya que sellarán la base evitando que el sebo y el sudor hagan su aparición y aportando un acabado mate nada despreciable.

En cuanto al resto del rostro te recomendamos utilizar coloretes de textura empolvada, puesto que los cremosos aportarán un exceso de brillo a tu rostro, y en el caso de los ojos decántate por sombras en polvo compacto, ya que son muy eficaces de cara a combatir el aceite natural de la piel grasa.

3. Cuidado con la aplicación

Vale, ya hemos preparado la piel y hemos elegido el producto adecuado, pero, ¿y ahora qué? Ahora toca aplicarlo sobre nuestro rostro, una fase clave que puede acabar con todo lo que hemos hecho anteriormente si no lo hacemos de forma correcta. Al tener la piel grasa, nuestra dermis absorberá con facilidad el producto aplicado, por lo que no es recomendable utilizar brocha para aplicar el maquillaje, sino una esponja, ya que así podremos retocar pequeños puntos que hayan podido desaparecer rápidamente. Ante todo, nunca utilices tus dedos, ya que podrías acentuar la oleosidad del rostro y no olvides limpiar a diario estos utensilios para que no acumulen grasa.

Básicamente estos son los consejos que podemos darte para maquillar tu piel grasa de forma eficaz. Esperamos que te sirvan y que los pongas en práctica para presumir de un maquillaje perfecto.