Ideal

Los increíbles beneficios de la miel para la piel y el pelo

Los increíbles beneficios de la miel para la piel y el pelo
  • Se trata de un ingrediente que debido a sus diversas propiedades provee al entorno capilar y cutáneo de una serie de mejoras muy importantes

A pesar de que existen en el mercado numerosos cosméticos que nos aseguran un cuidado óptimo de la piel y el cabello, no está mal de vez en cuando acudir a ingredientes naturales que al más puro estilo ‘consejos de la abuela’ aseguran que nuestro entorno capilar y cutáneo quedarán en perfecto estado después de su uso. Desde la soja hasta el aloe vera, son muchos los aliados que encontramos en la naturaleza, algunos muy dulces y agradables, como por ejemplo, la miel, un ingrediente que no solo aporta diversos beneficios a nuestro organismo como combatir el insomnio o un resfriado, sino que además es muy útil de cara a realizar un cuidado óptimo de la piel y el cabello, pero no porque sea milagrosa, sino por una razón en concreto.

¿Por qué es buena?

Evidentemente los beneficios de la miel para la piel y el cabello se deben a sus múltiples propiedades, puesto que es antioxidante, antiinflamatoria, antibacteriana y por supuesto muy hidratante, lo que permitirá que tu dermis y tu pelo no envejezcan, sabiendo además luchar contra los posibles agentes nocivos que puedan entrar en contacto con ellos. Precisamente por estas propiedades la miel es utilizada como base de numerosos productos, especialmente en champús y cremas faciales, las cuales puedes encontrar a buen precio si te beneficias de las ofertas en cremas faciales de miel de Belleza Ideal. Es un buen ingrediente que mezclado con limón potenciará todos sus efectos, especialmente los antibacterianos y los antioxidantes, así que anota ya todos sus beneficios.

¿Cuáles son sus beneficios?

El uso de la miel como te hemos dicho supone numerosos beneficios para el organismo, la piel, el cabello e incluso las uñas, pero esta vez nos vamos a centrar en las mejoras que produce de cara al cuidado de la dermis y el entorno capilar, entre las que destacan las siguientes:

- Ayuda a eliminar grasa corporal, puesto que gracias a su alto contenido de antioxidantes actúa descomponiendo las células grasas de forma fácil y eficaz.

- Alivia y acelera la recuperación de picaduras, heridas e infecciones existentes en la piel gracias a sus propiedades antisépticas.

- Limpia en profundidad, eliminando microorganismos y evitando que las bacterias habiten en la superficie cutánea y en el cabello.

- Recupera el tono natural de la piel, propiciándole una textura suave, radiante y elástica.

- Limpia y suaviza el cabello, eliminando el exceso de grasa y dándole una apariencia saludable y brillante.

- Elimina las impurezas de la piel gracias a sus propiedades antibacterianas y a sus enzimas naturales que reducen los puntos negros y el exceso de grasa, así como también limpian en profundidad los poros y reducen las manchas.

- Hidrata el cabello a largo plazo, manteniendo su humedad natural y evitando la sequedad.

- Acaba con las células muertas de la piel y regenera los tejidos, evitando las arrugas prematuras, gracias a sus propiedades antioxidantes, que la hacen ideal para utilizar durante una exfoliación.

- Aporta nutrientes, vitaminas y minerales al cabello y a la piel.

- Restaura la capa protectora del cabello previniendo de problemas en el cuero cabelludo como pueden ser caspa o irritaciones.

- Alivia la psoriasis al reducir el picor, la hinchazón y las rojeces.

- Previene la caída del cabello gracias a los germicidas y fungicidas que la componen, que estimulan el crecimiento el crecimiento capilar.

De forma general, estos son los principales beneficios que la miel proporciona tanto a la piel como al cabello. Para conseguirlos, solo tienes que utilizar una crema facial a base de miel o bien un champú de miel. ¡Búscalos ya y presume de una piel y un cabello suaves, sanos y perfectos!