Ideal

Los 3 mejores tipos de cunas para tu bebé

Los 3 mejores tipos de cunas para tu bebé
  • Se trata de un mueble que debes cambiar y adaptar en función de la edad, el peso y el desarrollo físico de tu pequeño

La llegada de un bebé a casa llena de alegría a todos los que rodean a los afortunados padres, pero cuando ha pasado la emoción inicial de la noticia, especialmente los padres comienzan a darse cuenta de que lo que se les viene encima no es tan sencillo como parece; hay que comprar carrito, ropa, materiales para su alimentación y claro, la cuna, ese lugar en el que nuestro bebé dormirá durante sus primeros años y que por ser primerizos no sabemos exactamente cómo debe ser. Se trata de una de las compras más importantes que tendrás que hacer antes de que nazca tu bebé, al menos si no te la han prestado amigos o familiares, puesto que durante los primeros meses los bebés lo único que hacen es dormir y comer, así que pasará más tiempo dentro de la cuna que fuera, en parte también porque su descanso es fundamental para el correcto desarrollo. Es una decisión que junto a tu pareja debéis tomar con calma y cautela, teniendo en cuenta una serie de factores como el espacio del que disponéis, si viajáis con regularidad, el precio, etc. En el mercado hay una gran variedad de modelos, los cuales además puedes conseguir a buen precio si te beneficias de las ofertas en cunas de El Mejor Precio Ideal, pero si te cuesta decidirte por uno, a continuación te contamos cuáles son los mejores, ¡toma nota!

1. Moisés

A este tipo de cunas se les llama así porque son muy parecidas al canasto en el que iba Moisés atravesando el rio Nilo. Normalmente este tipo de cuna es la elección perfecta para los primeros meses del bebé, ya que es cómoda y espaciosa para el pequeño tamaño que tendrá tu hijo durante este tiempo. Son redondas y apenas llega al metro. Su principal ventaja reside en que se pueden colocar en cualquier lugar, pudiendo incluso llevarla contigo a cualquier parte o colocándola sobre el carrito. Te recomendamos que hagas uso de este modelo hasta aproximadamente los cuatro meses del bebé. Una opción alternativa a la cuna Moisés suele ser la minicuna, un mueble que consiste en una versión reducida de la cuna estándar que al igual que esta se puede ampliar.

2. Cuna funcional

Una vez que tu bebé ha superado los cuatro meses de vida, lo ideal es que te hagas con una cuna funcional que tenga distintas formas, tamaños y alturas. Durante los primeros meses el bebé apenas tiene autonomía para moverse, por lo que el peligro de que se caiga o sufra algún daño no es tan elevado como a partir de los cinco meses. Por ello, este tipo de cunas suelen estar provistas de importantes elementos de seguridad, como por ejemplo el uso de barrotes o protecciones acolchadas que evitarán que tu hijo sufra algún daño mientras juega en su interior o está sentado moviéndose continuamente. Te recomendamos escoger un modelo con acceso lateral y rejillas minúsculas para poder cuidar y observar a tu pequeño mientras estás en la cama leyendo un libro, viendo la tele o realizando cualquier otra actividad. Una variante dentro de las cunas convencionales son las cunas co-sleeper, un formato ideal para que pases el máximo tiempo posible junto a tu pequeño, puesto que son cunas que se pueden pegar o juntar a la cama de los padres para evitar que tengan que levantarse por ejemplo si el bebé llora durante las noches, desde la misma cama podrán estar en contacto con él. Las cunas funcionales también suelen servir como muebles, puesto que incluyen cajoneras y armarios, así que no dudes en escogerlas como una alternativa muy rentable a largo plazo.

3. Portátiles

Finalmente, nuestra última recomendada es la cuna portátil, ya que se trata de modelos muy prácticos y cómodos, además de económicos. Son ideales cuando el bebé ya tiene al menos 10 meses, puesto que podrás llevarlas a cualquier parte y el pequeño dormirá sin ningún tipo de problema. Suelen ser amplias y se desmontan con facilidad, por lo que son una opción perfecta para papás muy viajeros. Por otro lado, incluyen accesorios como telas impermeables y mosquiteros, son más fáciles de lavar, duran más, proporcionan altura regulable y no ocupan mucho espacio.

Estos son algunos de los mejores modelos de cuna que puedes conseguir en el mercado, no dudes en buscarlos y proporciónale a tu bebé la comodidad que necesita.