Ideal

3 consejos efectivos para acabar con el mal aliento

3 consejos efectivos para acabar con el mal aliento
  • La halitosis es un problema que en un 60% de los casos va acompañado de gingivitis y periodontitis

¿Alguna vez has sentido vergüenza o reparo al hablar? Si no era por vergüenza, sino más bien porque considerabas que tu aliento no era precisamente agradable, no tienes de qué preocuparte, ya que es un problema muy común que afecta a un gran número de personas en todo el mundo y que se puede tratar fácilmente, así que, ¡nada de complejos! Si bien en los casos más leves no es estrictamente necesario que acudas al médico o a un especialista bucal, si el problema persiste y es cada vez más intenso, sí te recomendamos acudir a un médico especialista, puesto que en algunos casos va acompañado de gingivitis y periodontitis, dos problemas bucales que sí requieren de una supervisión médica. En el 90 % de los casos la halitosis se origina en la boca a raíz de bacterias y de una higiene deficiente, pero en el 10% restante el problema puede deberse a patologías de garganta y nariz o a problemas digestivos. Sea como sea, queremos ayudarte, así que a continuación te vamos a dar algunos consejos para que digas adiós al mal aliento, ¿preparado? ¡Comenzamos!

1. Aumenta tu higiene bucal

En la mayoría de los casos, la halitosis se debe a una deficiente higiene bucal, por lo que será fundamental que trates de aumentarla en la medida de lo posible. Muchas veces por pereza o despiste olvidamos lavar a diario nuestros dientes entre las comidas, algo que es muy nocivo para nuestra salud, puesto que acumularemos bacterias provocando que aparezcan problemas como la gingivitis, la periodontitis o claro, la halitosis. Por ello, cepíllate los dientes, las encías y hasta la lengua después de cada comida, ya que además es precisamente en la lengua donde acumulamos mayor cantidad de bacterias. También te recomendamos utilizar hilo dental y un colutorio especialmente indicado contra halitosis para alcanzar las zonas que no son precisamente accesibles y conseguir un extra de ‘buen olor’ en tu boca. Por último, de forma complementaria también puedes hacer uso de los spray orales, que gracias a su composición suelen ser muy efectivos para eliminar la halitosis, eliminando las bacterias causantes y protegiendo la boca y asegurando un aliento fresco y sano. Puedes encontrarlos a buen precio si te beneficias de las ofertas en sprays bucales de Belleza Ideal.

2. Precaución con los hábitos diarios

Nuestro día a día también influye en nuestra salud bucal y en su olor, puesto que vicios como el tabaco o el alcohol resultan altamente nocivos contra ella al desprender bacterias y sustancias que la dañan y favorecen la halitosis, también debido a que resecan en exceso la boca. Por ello, te recomendamos que si quieres reducir tu problema de halitosis digas adiós a estos vicios definitivamente, a la larga nos lo agradecerás, te lo aseguramos. No obstante, no solo este tipo de vicios son los que pueden favorecer la halitosis, puesto que algunos alimentos que consumimos sin problema normalmente también pueden provocarnos más de un disgusto, como por ejemplo, los alimentos secos, especialmente la fibra, el ajo, la cebolla o el brécol, entre otros, y bebidas como el café. Te animamos a incrementar el consumo de ensaladas, ya que suelen producir una sensación de frescor en la boca nada despreciable, así como también agua, zumos elaborados con cítricos como el limón o la naranja, manzana, zanahoria, pera, kiwi, apio, sandía y chicles sin azúcar, puesto que favorecen la salivación y el buen olor.

3. Sigue algunos remedios caseros

Después de algunas comidas como las mencionadas anteriormente se recomienda hacer uso de algunas hierbas aromáticas y mezclas caseras para evitar la halitosis, según las recetas más antiguas. Una muy conocida es la del vinagre de manzana, que además de eliminar las bacterias de tu boca ayudará a la digestión de los alimentos que ya has ingerido gracias a sus propiedades antibacterianas y antivirales, que evitarán por tanto la halitosis. Es un excelente enjuague bucal que puedes obtener mezclando media cucharada de vinagre de sidra de manzana con un vaso de agua. Por otro lado, otro remedio casero que también es muy conocido es el bicarbonato de soda, que modifica el nivel de pH en el interior de la boca, eliminando así las bacterias que causan la halitosis. Normalmente basta con mezclar un poco de bicarbonato con la pasta dentífrica que utilizas. Hierbas aromáticas como el perejil, eucalipto, romero, albahaca o la menta también ayudan a contrarrestar este mal olor, así como también el consumo de queso o yogur, así que no dudes en utilizarlos.

De forma general estos son los principales consejos que podemos darte para que digas adiós al mal olor bucal. No obstante, como te dijimos anteriormente si el problema persiste es recomendable que acudas a un dentista con regularidad, ya que así además de tratar el problema de la halitosis te podrá ayudar a combatir otros males que suelen ser complementarios, como pueden ser las caries, el sarro o la gingivitis, entre otros.

Temas