Ideal

Claves para tratar la aparición de rojeces en la piel

Claves para tratar la aparición de rojeces en la piel
  • Con los cambios de temperatura este tipo de marcas aparece con frecuencia en los rostros de las personas con pieles muy sensibles

La piel del rostro es muy sensible, especialmente en aquellos que sufren sequedad en exceso y falta de hidratación, puesto que se vuelve tirante, rugosa e incluso puede comenzar a experimentar alguno de los famosos problemas que se suelen dar en el cutis, como por ejemplo, las rojeces. El otoño junto con la primavera son las dos estaciones en las que se padece con mayor frecuencia este tipo de ‘imperfecciones’, que no distinguen de sexo, puesto que los cambios de temperatura constantes de frío a calor y viceversa, suelen influir de forma intensa en su aparición. Por ello, si tienes la piel muy sensible es necesario que extremes la precaución, especialmente ahora en esta temporada que no hace ni frío ni calor, sino todo a la vez. No obstante, no solo estos cambios de temperatura son las causantes de que tu superficie cutánea se vuelva más roja de lo normal, puesto que también puede deberse a irritación y alergias. Sea como sea, a continuación te vamos a dar algunos ‘tips’ para que las rojeces más leves, es decir, las fugaces o de eritrosis, formen parte del pasado o al menos para que no sean tan visibles, ya que en el caso de las rojeces de cuperosis o rosácea, es necesario consultar con un médico. ¿Te apuntas a eliminarlas?

1. Más siempre es más con una buena hidratante

Si bien algunas veces ‘menos es más’, en el caso de una crema hidratante y una piel con tendencia a sufrir rojeces, está claro que cuánto más hidratada esté, mejor, puesto que así reducirá la sequedad y hará menos sensible la superficie cutánea en general ante el frío o el calor. Especialmente con el frío, los capilares se contraen y por ende llega menos sangre y oxígeno, por lo que perdemos brillo y color, de ahí que sea tan necesario hidratar y nutrir de forma complementaria la dermis. En el mercado hay una gran variedad de productos que prometen nutrir e hidratar en profundidad tu piel, como por ejemplo los sprays de agua termal, que además calmarán la irritación, o las cremas hidratantes, las cuales puedes encontrar a buen precio si te beneficias de los cupones de descuentos en cremas hidratantes anti rojeces de Descuentos Ideal. Un limpiador facial con función hidratante también puede ser una buena alternativa. Independientemente del producto que escojas busca uno que no contenga aceites y que sea especial para pieles reactivas. Aplícala tanto por la mañana como por la noche.

2. Haz uso del maquillaje para disimularlo

Cuando se trata de rojeces simples no es necesario extremar mucho más allá la precaución, puesto que normalmente desaparecen al poco tiempo. Por ello, si el frío o el contraste de temperatura han enrojecido tu piel o si la culpable ha sido una irritación pasajera, haz uso de maquillaje para conseguir disimularlas, intentando reducir siempre su visibilidad. Este truco funciona especialmente con las rojeces localizadas. Utiliza un corrector con pigmento verde o maquillaje con el mismo tono y aplícalo alrededor de las rojeces, ojo no por encima, después difumínalo e intenta que cubra la zona de las rojeces. Por supuesto intenta evitar al máximo maquillajes en tonos ciruela, rosa y rojo que solo harán que las marcas destaquen aún más.

3. El día a día es importante

Aunque no lo creas unos potentes agentes dañinos contra tu piel son los hábitos diarios que realizas normalmente y que pueden provocarte más de un disgusto, y eso que a priori parecen inofensivos. En primer lugar, evita siempre los contrastes de temperatura, es decir, nada de ducharse con agua fría y después con agua caliente o viceversa, lo mejor es una temperatura tibia, sobre todo a la hora de limpiar tu rostro, ya que así evitarás que se produzca la dilatación de los vasos sanguíneos y por ende el enrojecimiento en la piel. Por otro lado, a la hora de lavarte evita que el chorro de agua del grifo impacte directamente sobre tu cara. También es recomendable que extremes la precaución en cuanto a vicios y alimentación, es decir, di adiós al tabaco, el alcohol, las especias picantes, la piña, la salsa de tomate, los embutidos y los cereales, entre otros ingredientes que favorecen la aparición de rojeces. Finalmente, te recomendamos desechar cualquier tipo de cosmético que te produzca cualquier irritación, ya sea tu base de maquillaje favorita o la última máscara de pestañas que ha salido al mercado, ¡a la basura!

En esencia, estos son los principales consejos que podemos darte para combatir las rojeces en la piel. No obstante, no olvides que el estrés, la timidez y la ansiedad son otros potenciales agentes que incrementan la visibilidad y aparición de estas marcas, así que ante todo calma y si las ves aparecer, piensa que se trata de algo pasajero que conseguirás eliminar si sigues estos consejos. ¡Presume de un rostro liso y suave!