Ideal

Claves para que tus flores duren frescas más tiempo

Claves para que tus flores duren frescas más tiempo
  • Las inclemencias climáticas y el paso del tiempo son principales agentes nocivos contra la salud de este tipo de vegetales

El 1 de noviembre se celebra el Día de Todos los Santos, una jornada perfecta para recordar y homenajear a los que ya no están con nosotros. Durante este día, los creyentes optan por comprar o cortar flores para llevar a sus difuntos en señal de recuerdo, depositándolas sobre sus tumbas y altares, siendo especialmente los crisantemos, los claveles y las rosas las alternativas florales más escogidas. Sin embargo, la mayoría de veces estas flores no duran más allá de unas cuantas semanas, especialmente si no se tienen en cuenta algunos factores que pueden hacer que se marchiten con gran facilidad. Las flores frescas aportan color y aroma, en cambio las flores marchitas lucen mal y transmiten una sensación de dejadez y abandono si las colocamos sobre las tumbas de nuestros seres queridos, por ello, a continuación vamos a darte algunos consejos que debes seguir si quieres que tus flores duren frescas más tiempo. Toma nota y no olvides comprarlas antes de que se agoten, algo que en estas fechas es más que probable, así que benefíciate ya de las ofertas en flores de El Mejor Precio Ideal para conseguir exclusivos descuentos. ¡Atento a los consejos!

1. Mantenlas húmedas

Es muy importante que deposites en agua las flores adquiridas lo más pronto posible, puesto que al ser cortadas de los tallos, pierden el sistema de apoyo que les proporciona la vida. Por ello, en cuanto las compres mételas en un jarrón lleno de agua, a poder ser tibia, ya que las flores absorben más fácilmente el agua con esta temperatura. Por otro lado, para mantenerlas húmedas también puedes optar por el uso de esponjas de floristería o ‘mossi’, una especie de esponja verde a la que se le puede añadir agua y que mantendrá durante mucho tiempo la humedad en las flores. Normalmente se colocan las flores pinchándolas directamente sobre la esponja húmeda, así reciben el agua, que posibilitará que sigan con vida durante bastante tiempo.

2. Precaución al cortarlas

Si se trata de flores que vas a coger de casa y eres tú quien las va a cortar, te recomendamos que lo hagas a primera hora de la mañana, ya que así aún no habrán recibido los rayos de sol de forma directa, por lo que evitarás que se deshidraten con facilidad. Por otro lado, lo ideal sería que cortaras alrededor de 2 centímetros de cada tallo en diagonal con una tijera, ya que así podrán absorber posteriormente el agua con mayor facilidad. Cuando acabes mételas en agua durante 4 o 5 horas para que se acondicionen y estén frescas. Un paso que preferentemente deberías hacer el día de antes a colocarlas.

3. Limpia el jarrón

Las flores no solo se marchitan a causa de falta de humectación, puesto que realmente lo que causa su muerte es la suciedad y la aparición de bacterias, que normalmente habitan con frecuencia en jarrones que ya han sido usados, por lo que si vas a colocar flores a un difunto, acuérdate antes de limpiar a fondo el jarrón en el que las vas a colocar, ya que posiblemente haya bacterias y exceso de suciedad en su interior. Si omites este paso, tus flores durarán algo más que si no tuvieran agua, pero en unas cuantas semanas comenzarán a marchitarse. Esta limpieza también la debes realizar en los tallos de las flores, ya que pueden incluir bacterias. Por supuesto el jarrón o florero que escojas debe ser lo suficientemente grande como para que quepan todos los tallos permitiendo que el agua les llegue sin problema. Eso sí, deja espacio suficiente entre unas y otras flores para que el aire circule con facilidad y los pétalos no se aplasten.

4. Utiliza un conservador

Utilizar un conservador en el agua ayudará a que las bacterias mueran con mayor facilidad. Los conservadores pueden ser desde productos específicos que venden en el supermercado hasta mezclas caseras que puedes conseguir tú mismo, como por ejemplo con azúcar, vinagre de manzana, vinagre blanco, vodka, aspirina en polvo, o cloro, entre otros. Solo tienes que verterlas sobre el agua y listo.

Estos son los mejores consejos que puedes seguir para conseguir que tus flores duren frescas más tiempo, sobre todo no olvides revisarlas de vez en cuando, al menos cada semana para cambiarle el agua, y no colocarlas en lugares en los que de el sol con frecuencia, así evitarás que se marchiten con facilidad.