Ideal

¿Por qué es bueno poner parquet en casa?

¿Por qué es bueno poner parquet en casa?
  • Es uno de los materiales más utilizados para cubrir los suelos de numerosos hogares

El otoño y en general cualquier cambio de estación suele ser una buena época para implementar cambios en nuestro hogar, incluso relacionados con el suelo que pisamos a diario. El parquet es uno de los materiales más aclamados y utilizados para construir los suelos de muchas casas, ya que aporta algunos beneficios como los que la vecina, tus padres, tus hermanos y hasta la dependienta del supermercado no dejan de recordarte. Quizá por ello ahora te encuentras en esa encrucijada de decidir si instalas parquet o no en casa. De forma general, este tipo de suelos, a diferencia de las baldosas o las moquetas, suelen ser más luminosos, elegantes, acogedores y cálidos, por lo que además en invierno se presentan como la opción perfecta, ¿aún te quedan dudas? A continuación, te contamos cuáles consideramos que son los beneficios que debes conocer sí o sí y que seguro te animan a su adquisición, ¡toma nota!

1. Fácil higiene

A diferencia de lo que ocurre con otros suelos, el parquet es fácil de limpiar y también de mantener, puesto que apenas acumula moho, ácaros de polvo, polen, pelo de animal o cualquier elemento alergénico, por lo que además suelen ser perfectos para las personas con alergias. Para limpiarlo bastará con barrer un poco y aspirar con un cepillo especial para parquet, como el que puedes encontrar si te beneficias de las ofertas en cepillos para parquet de El Mejor Precio Ideal. Es decir, si barres y aspiras de vez en cuando, el suelo de tu casa permanecerá perfecto e impoluto, sin ningún rastro de polvo para siempre.

2. Es muy duradero

Estrechamente relacionado con el método de cuidado, los suelos de parquet suelen ser muy duraderos, ya que la madera es un material longevo que se conserva bien y que puede durar más de 100 años sin ningún desperfecto o al menos con pocas grietas, puesto que al ser natural suele resistir los daños mejor que la madera sintética, más aún si lo cuidamos asiduamente con acuchillados periódicos y los consejos anteriormente mencionados. Por otro lado, ten en cuenta algo fundamental, cuánto mayor grosor del suelo, mayor será su durabilidad, así que ante todo busca un parquet muy grueso.

3. Estético y natural

El efecto visual que produce un suelo de parquet no es el mismo que produce un suelo de baldosas, está claro, puesto que el primero al ser un material natural luce más y por ende es más bello, al reflejarse mejor el acabado y el dibujo, la tonalidad, la irregularidad de los nudos y en definitiva la apariencia general. Es por tanto un suelo perfecto para presumir de un ambiente rústico y campestre con muebles hechos también a base de madera natural en el que destaquen tonos como el cerezo, nogal, pino o roble. Un suelo sin duda rico en matices que conllevará que a la hora de vender tu piso o casa el precio se vea algo elevado, ya que siempre se paga más por una estancia con suelo de parquet o madera natural que por otra con suelo artificial.

4. Es aislante

Por último, otro beneficio que nos parece fundamental de cara a escoger el parquet como el suelo ideal reside en que la madera es un excelente aislante térmico, es decir, protegerá tu hogar no solo del frío, sino también del calor durante los meses de verano, lo que se traduce en una clara comodidad, puesto que podrás andar descalzo por el suelo experimentando un verdadero placer, al ser una textura y una temperatura muy agradable al tacto.

De forma general, estas son las principales ventajas que te ofrece el suelo de parquet, ahora debes barajar hasta qué punto dichos beneficios te parecen rentables con el precio que suele suponer la instalación de este tipo de material, que barata precisamente lo que se dice barata no es.