Ideal

¿Cómo cuidar tus manos a la perfección?

¿Cómo cuidar tus manos a la perfección?
  • Son zonas del cuerpo que se resecan y envejecen con mayor facilidad

De entre las muchas zonas de las que se compone nuestro cuerpo, las manos son junto con las uñas, el rostro, la boca y el torso, nuestra primera carta de presentación, por lo que un cuidado diario es necesario, más aún si tenemos en cuenta que las manos están continuamente expuestas al impacto de agentes externos como el frío o la suciedad, y también si pensamos en que a diario comemos con ellas, por lo que tenerlas en un mal estado, puede llegar incluso a afectarnos al organismo. Por otro lado, es una zona que se reseca con facilidad y pierde firmeza, envejeciendo de forma rápida, algo que prácticamente nadie quiere. Como para muchas personas, eres lo que tus manos dicen de ti, vamos a tratar de que esa primera imagen sea positiva, así que ten en cuenta los siguientes consejos que te vamos a dar para cuidar tus manos a diario. ¡Toma nota!

1. No niegues los beneficios de una hidratante

Negar que una crema hidratante puede ser beneficiosa es imposible, claro, siempre y cuando la escojas en función de tu tipo de piel para que no pueda provocarle ningún daño. Las manos se resecan con facilidad ya sea por la exposición al sol, la falta de nutrientes o el contacto con productos de limpieza y químicos nocivos. Por ello, es necesario que hidrates tus manos diariamente, cada vez que las notes secas y especialmente durante la mañana y la noche, así evitarás que les falte humedad y nutrientes. Te recomendamos escoger una crema hidratante específica para la piel de las manos, la cual puedes encontrar a buen precio si te beneficias de las ofertas en cremas hidratantes de manos de Belleza Ideal. Puedes hidratar tus manos incluso si eres joven, ya que así irás previniendo que en un futuro se agrieten o sufran sequedad en exceso. Busca una crema rica en ingredientes naturales como el aceite de rosa mosqueta, el aceite de oliva, el aloe vera o la manteca de karité, ya que son muy hidratantes y no provocan efectos secundarios.

2. Exfolia una vez a la semana

Seguro que alguna vez has pasado un dedo por la superficie de tus manos y has notado que era demasiado rugosa. Esto se debe a que la piel desprende células muertas que se van acumulando en la capa más externa de la dermis, produciendo esa sensación de rugosidad. Por ello, es fundamental que de vez en cuando exfolies tu piel, ya que así eliminarás las células muertas y por ende la textura áspera de la piel. Lo ideal es que lo hagas al menos una vez a la semana, para que consigas que tus manos estén suaves y tengan mejor aspecto. Busca productos naturales que no agredan tu piel como por ejemplo, la sal fina.

3. Precaución con las tareas de casa

Cuando limpiamos, hacemos de comer y en general ponemos nuestras manos a disposición de lo que sea necesario hacer en casa, debemos de extremar la precaución, ya que hay ciertas actividades y diversos productos que no son precisamente beneficiosos ni para el cuidado ni para el aspecto de nuestras manos. Por ejemplo, a la hora de limpiar sería recomendable que utilizaras guantes, ya que a pesar de que algunos productos aseguran que no son nocivos para la piel de tus manos, más vale prevenir que curar. Por otro lado, si estás cocinando y necesitas calentar agua o fregar platos, te recomendamos que lo hagas con agua tibia, nunca caliente, ya que aunque esta permita eliminar con facilidad la grasa de tu vajilla, para tus manos es un agente muy dañino. Evita al máximo el contacto con detergente, ya que daña severamente tanto las uñas como las manos.

4. Cuidado con la sudoración

Si eres de los que no puede evitar las famosas ‘manos rojas’, no te preocupes, ya que existe un remedio natural que te permitirá evitar este mal, que aunque no lo creas, daña el aspecto y la textura de la piel de tus manos. Te recomendamos usar esporas de licopodio o azufre vegetal. Simplemente vierte un poco de la sustancia en tus manos y masajéatelas, así notarás como poco a poco el sudor desaparece.

De forma general, estos son los principales consejos que debes seguir para presumir de unas manos perfectas; hidratación; exfoliación; precaución, y fin a la sudoración. No obstante, ahora en los meses fríos por supuesto te recomendamos proteger tus manos del frío con guantes, y sobre todo mantener impolutas tus uñas, ya que de nada te servirán unas manos suaves si no tienes unas uñas cuidadas.