Ideal

4 consejos para preparar tu habitación para el invierno

4 consejos para preparar tu habitación para el invierno
  • Si quieres evitar que el frío invada la estancia, la decoración será muy importante

Aunque aún estamos en otoño, muchas personas están comenzando a pensar que no será hasta invierno que sentiremos frío, ya que este otoño quedará para la historia como uno de los más calurosos de los últimos años, sin apenas lluvias y con frío inexistente. Con máximas por encima de los 25 grados es normal que ni siquiera te hayas planteado la posibilidad de modificar algunos aspectos de tu habitación con el objetivo de pasar menos frío durante los próximos meses, pero como más vale prevenir que curar, nosotros nos hemos propuesto darte algunos consejos para que vayas preparando tu habitación de cara a lo que se avecina, el frío que a partir de las próximas semanas por fin experimentará España, después de un principio de otoño marcado por sol, calor y ambiente estival. Al igual que ocurre con la moda, el tránsito de una estación a otra, también requiere un cambio en diversos aspectos de tu habitación, así que toma nota y ponlos en práctica, para que cuando llegue el frío ya estés protegido contra él.

1. Cambia y limpia el colchón

Hace unos meses te contábamos cuál era el mejor colchón para el verano, y por tanto de cara al frío, también deberás modificar tu colchón, puesto que si aún continuas con el de verano, lo que tratará de evitar es que tengas calor, precisamente lo que no necesitamos. Por ello, te recomendamos que busques un colchón de acolchado viscoelástico de alta densidad, ya que suelen dar más calor. No obstante, si nos hiciste caso probablemente te harías con un colchón de doble cara, es decir, una cara para los meses cálidos y otra para los fríos. Si es así, solo dale la vuelta y comienza a disfrutar del placer de dormir sobre un colchón calentito. Si no tienes uno puedes obtenerlo ya a buen precio beneficiándote de las ofertas en colchones viscoelásticos de El Mejor Precio Ideal. Por otro lado, también es importante que tras darle la vuelta, lo limpies con una aspiradora para eliminar los posibles ácaros que hayan podido instalarse en él.

2. Coloca una alfombra

Si tienes calefacción central en casa, este ‘tip’ igual pasa totalmente desapercibido para ti, pero aún así te lo recomendamos. Durante los meses de frío, las paredes y especialmente el suelo suelen captar las bajas temperaturas con mucha facilidad, debido a que son excelentes conductores, por lo que si sueles andar descalzo con frecuencia por tu hogar, es más que probable que tarde o temprano te resfríes. Por ello, una buena solución es colocar una alfombra gruesa o una moqueta en el suelo, puesto que protegerá a tus pies del frío al aportar una temperatura algo más caliente, además de una textura suave y agradable.

3. Ventila

Hay una tendencia errónea a pensar que en los meses fríos cuanto más cerradas estén las ventanas mejor, pero nada más lejos de la realidad, ya que si bien no hay que dejarlas abiertas durante todo el día, sí es recomendable abrirlas unos cinco minutos por la mañana temprano para que ventile la habitación. Eso sí, nunca lo hagas de noche, ya que es cuando más frío puede entrar en la estancia. Así conseguirás además que la temperatura ambiente de la habitación sea perfecta, en torno a unos 20ºC.

4. Instala muebles

A diferencia de verano, los muebles son necesarios en invierno para que aíslen el frío de la habitación, especialmente aquellos que van adheridos a la pared, como las estanterías. Las paredes aportan el frío del exterior, pero también reflejan el calor del interior de nuestra vivienda, por lo que si colocamos muebles tapándolas podremos aislar más fácilmente el frío exterior, quedándonos únicamente con el ambiente cálido. Además, una habitación con pocos muebles y muy espaciosa suele dar sensación de frialdad y es muy poco acogedora, por lo que en invierno cuántos más muebles mejor.

De forma general, estos son los principales consejos que podemos darte para que disfrutes de una estancia cálida en la que el frío no pueda penetrar. No lo pienses más y da un cambio a tu habitación, que aunque no lo creas, los meses fríos van a llegar, tarde o temprano, pero llegarán.