Ideal

3 lugares terroríficos para pasar este Halloween

3 lugares terroríficos para pasar este Halloween
  • Las historias, secretos y el ambiente escalofriante, tres bazas que hacen de estos lugares unos perfectos destinos para pasar la festividad

En España Halloween, ese día en el que la delgada línea que separa el mundo de los muertos del de los vivos desaparece, se ve como una ‘americanada’, pero no cabe duda de que tiene muchos fans y seguidores, ya sea por el gusto a disfrazarse, la pasión por el terror y creencias relacionadas con los muertos vivientes, o simplemente por el hecho de pasar un buen rato con amigos contando historias de miedo o viendo una buena película de terror. Sin embargo, los planes de siempre pueden llegar a aburrirte, así que para este año hemos pensado unos cuantos lugares en los que pasar un Halloween diferente pero con auténtico terror. Zonas que ya sea por su ambiente escalofriante, sus secretos, los increíbles disfraces que portan sus gentes o por las actividades que se organizan y los museos que albergan, son sin duda un buen destino para pasar unos días de auténtico miedo. A continuación, te vamos a recomendar tres lugares del mundo donde este Halloween será diferente, original y sobre todo aterrante. No dudes en beneficiarte de los cupones de descuentos en vuelos y alojamiento de Descuentos Ideal, así te aseguramos que sentirás terror con todo menos al mirar tu bolsillo.

1. Transilvania, Rumania

El hogar de Drácula, uno de los seres que más miedo puede llegar a darnos, no podía faltar en esta terrorífica lista de destinos, más aún si cabe si tienes en cuenta que podrás visitar incluso su famoso castillo, situado en una colina más que tenebrosa y que abrirá el día de Halloween para que conozcas los secretos más terroríficos del empalador más conocido de la historia. Por supuesto, allí Halloween se vive a lo grande, y sus calles, además de estar adornadas con motivos decorativos que recuerdan a este día, están llenas de niños y adultos disfrazados de fantasmas, hombres lobo, brujas y hasta calabazas andantes. Ah, el hotel en el que te hospedes probablemente te de alguna que otra sorpresita terrorífica, así que cuidado.

2. Salem, Massachussets

La historia de las brujas de Salem es mundialmente conocida, y de hecho dicen que aún en aquellas calles, la noche del 31 de octubre se pueden escuchar los gritos desgarradores de aquellas hermanas que fueron quemadas en la hoguera en 1692. ¿Aterrado? Desde luego el sitio escalofriante es, incluso durante todo el mes de octubre se celebran recreaciones de la caza de brujas que hacen aún más creíble la historia que según la leyenda aconteció en la zona. Por otro lado, también se pueden visitar numerosas casas en las que en teoría vivieron algunas brujas, así como también los lugares en los que fueron quemadas y distintos museos como el Museo de Cera o el Salem Witch Museum. Al igual que en Transilvania, los disfraces, las fiestas, así como ver a niños pidiendo caramelos pronunciando la famosa frase ‘Truco o trato’ suponen una constante, especialmente durante la Salem Haunted Happenings.

3. Évora, Portugal

Imagina cómo sería visitar un lugar hecho con más de 5.000 huesos de seres humanos, aterrante, ¿verdad? Pues no es ninguna broma ni algo que no exista, puesto que a unos cuantos kilómetros, nuestros vecinos portugueses albergan una de las capillas más siniestras de la historia, La Capilla de los Huesos. Según la leyenda, la zona fue construida en el siglo XV por un monje franciscano que quería transmitir lo efímera y transitoria que era la vida, para lo que decidió emplear los huesos de más de 5.000 fallecidos. Por si fuera poco antes de entrar te encontrarás con un mensaje que precisamente no es muy agradable, sino que más bien daría varias razones para dar marcha atrás, “Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos”. Se nos eriza la piel nada más pensarlo. No dudes en visitar la capilla pero tampoco en pasear por las terroríficas calles que durante los últimos días de octubre se llenan de pasacalles, disfraces y terror mucho terror.