Ideal

Las tres mejores alfombras con las que puedes decorar tu casa

Las tres mejores alfombras con las que puedes decorar tu casa
  • Estos tres modelos cumplen un requisito fundamental, se lavan con gran facilidad y no suelen decolorarse

Con la llegada de la nueva estación es momento de renovar muchos aspectos de nuestra vida, incluida la decoración de nuestra casa, ya que habrá que adaptar no sólo el mobiliario y la organización al otoño, sino que además deberemos incluir objetos y materiales que nos protejan del frío o al menos que lo hagan más llevadero, como por ejemplo las alfombras, que nos aislarán del frío contacto con el suelo. Si bien algunas son algo difíciles de limpiar si se manchan, las fibras de las que se componen algunas pueden hacer más fácil esta tarea, y precisamente esas son las que te vamos a recomendar, así además de conseguir las más baratas beneficiándote de las ofertas en alfombras de El Mejor Precio Ideal, obtendrás también las más eficaces, ya que no solo se limpian con mayor facilidad, sino que también sus fibras son más duraderas y por tanto de gran calidad. ¡Toma nota!

1. Acrílicas

Las alfombras acrílicas son muy similares a las de lana, pero resisten mejor la suciedad como moho derivado de la humedad y apolillamiento. Además, no requieren un mantenimiento constante, siendo por ende muy fáciles de limpiar, y también suelen ser menos propicias a decolorarse, incluso exponiéndolas al sol. En el mercado las puedes encontrar con gran variedad de diseños, estampados y formas. Con el paso del tiempo se desgastan y tienen que ser sustituidas.

2. Polipropileno

Es una de las fibras más utilizadas para realizar alfombras, puesto que normalmente ofrecen una alta resistencia a todo tipo de problemas, ya sea suciedad, humedad, manchas, apelmazamientos o electricidad estática. Son muy similares a las de lana también y aunque normalmente suelen ser utilizadas en sótanos, hoy en día algunos modelos son tan atractivos que se pueden instalar perfectamente en casa. Por otro lado, otras de sus cualidades la posicionan como una de las alfombras más fáciles de limpiar y de mantener, ya que tampoco se decoloran.

3. Alfombras de lana

De las que te hemos mencionado son las más suaves y agradables, por lo que no es de extrañar que sean las que de forma general habitan en la mayoría de hogares, y es que, ¿a quién no le va a agradar el suave tacto de este material con sus pies? Funcionan como excelentes aislantes tanto del frío como del calor, por lo que no es necesario retirarlas de casa en épocas de altas temperaturas. Otra de sus ventajas reside en que a pesar de que la aplastes o la deformes, sus fibras poseen gran elasticidad por lo que podrán recuperar la forma original sin ningún problema. Son las alfombras más fáciles de limpiar, no de lavar, puesto que evitan que la suciedad entre directamente en su interior, necesitando únicamente una buena escoba y un aspirador para dejarla impolutas. Eso sí, además de que son más caras, si se manchan el lavado puede dañar la textura e incluso a veces decolorarla, sumado a que son sensibles a la humedad y a los insectos.

Hay otros materiales como son el nylon, el poliéster, fibras vegetales como yute o sisal o goma reciclada, pero a grandes rasgos estas son las más recomendables, principalmente si lo que buscas es un modelo decorativo, resistente y fácil de mantener a un precio relativamente barato. El color, el diseño y la forma escógelos a tu gusto.