Ideal

Características clave de las mejores televisiones modernas

Características clave de las mejores televisiones modernas
  • Los nuevos modelos presentan novedades que es necesario conocer a fondo para que la compra sea rentable en relación calidad-precio

Igual te va a parecer un poco exagerado lo que te vamos a decir, pero la Navidad está a la vuelta de la esquina, una época perfecta para aprovechar y darnos un ‘caprichito’ comprando aquello que más ansiamos pero que más caro nos parecía, como puede ser por ejemplo un televisor de última generación. Sí, sabemos que hoy en día con los Smartphone y los portátiles, las teles prácticamente están de más, pero te aseguramos que no, con las nuevas especificidades que presentan, un televisor es mucho más que la tradicionalmente llamada ‘caja tonta’, ahora es un potente equipo, no solo de imagen y sonido, sino también de funcionalidades y contenidos, ya que ahora tu tele puede ser incluso el monitor perfecto para tu ordenador, qué digo monitor, puede funcionar casi como un ordenador. Por ello, decantarse por uno u otro modelo hoy en día es un asunto muy complejo, más aún si no tienes ni idea de cuáles son las cualidades más importantes del aparato de cara a este 2016/2017, pero no te preocupes, ya que te vamos a dar todos los detalles de lo más ‘in’ en cuanto a televisiones se refiere, así que toma nota, y después no dudes en escoger el modelo más barato y que mejor se ajuste a tus necesidades beneficiándote de las ofertas en televisiones de El Mejor Precio Ideal. ¿Listos?

1. El tamaño sí importa

Seamos sinceros para pantallas minúsculas, aunque hay de todo, ya tenemos los Smartphone, por ello, si compramos un televisor lo principal que debemos buscar es que la pantalla sea cuanto más amplia mejor. Ojo, también dependerá de dónde quieras instalarla, pero como normal general las pulgadas priman. Dicho esto, la mayoría de televisores de gama media, tirando más bien para la alta, se sitúan hoy entre las 40 y 70 pulgadas, lo que significa un televisor de aproximadamente 210 cm de máximo, algo que no está nada pero nada mal, por no decir muy bien. Si te decantas por el televisor de 70 pulgadas, sin duda podrás montar un auténtico ‘home cinema’ y no tendrás problemas ni de ángulos de visión ni quejas de los espectadores de casa porque no ven algo, pero eso sí ve preparando el bolsillo, ya que baratas lo que se dice baratas no son. Muchos televisores modernos son curvados y delgados, pero te recomendamos que no te dejes seducir por la forma vanguardista de estos modelos, ya que en la mayoría de las ocasiones más que aumentar la calidad de imagen suelen ser un buen detalle decorativo, pero nada más, algo excesivo para el extra que suelen suponer en el precio final del producto.

2. Más siempre es más con Smart TV

Si has visto un televisor y no has preguntado si tiene o no Smart TV ya estás tardando, puesto que seguramente pasadas unas semanas te arrepentirás. La función de Smart TV te abre la puerta a un mundo lleno de posibilidades y de actividades, desde ver vídeos en YouTube o disfrutar de tus series y películas favoritas hasta cocinar con Arguiñano en pleno directo o jugar al último videojuego de los ‘Angry Birds’. Además, normalmente este tipo de funciones vienen de la mano del hecho de poder acceder a Internet y a otras aplicaciones como Dropbox que te permitirán utilizar tu televisor como si de un ordenador se tratara, viendo vídeos y fotografías, entrando en tus redes sociales favoritas, o si compras un teclado incluso pudiendo editar documentos de texto o comprar a través de comercios online. Desde luego no puedes negar que son ventajas y todo sin moverte del sofá claro.

3. ¿HDR, 4K o 3D?

Si hay algo que nos interesa ante todo en una televisión, con permiso del sonido, eso es sin duda la imagen, ya que si compramos una televisión de muchas pulgadas en teoría es porque queremos disfrutar de la mejor calidad visual posible, así que pon atención en este aspecto. Hay varios términos que se relacionan con la calidad de imagen que puede proporcionar una televisión, como por ejemplo, 4K, HDR o 3D. El 3D básicamente es un extra que puedes tener o no en tu televisión, una decisión que dependerá del precio que estés dispuesto a pagar evidentemente, si eres un cinéfilo empedernido te lo recomendamos absolutamente, de lo contrario no esperes ver a Matías Prats en 3D, así que no lo compres. Por otro lado, sí es muy importante escoger un televisor con resolución 4K, ya que no sólo supone cuatro veces más la cantidad de pixeles de una resolución 1080p, sino que además mejora la imagen y la muestra con mayor nitidez, siempre y cuando consumas contenidos en 4K, es decir, que vengan de serie con dicha resolución, de otra forma mejorará la calidad pero no será 4K, valora si te compensa o no. Finalmente, el HDR también es recomendable, ya que mejora el contraste y el color, así que te recomendamos que no dejes pasar desapercibido este detalle.

A rasgos generales, estas son las principales características de los televisores de hoy en día, no obstante, también puedes fijarte en la conectividad y en el tipo de control para determinar el modelo que te llevas a casa, pero en resumen debería ser de un mínimo de 40 pulgadas, con Smart TV y con resolución 4K y HDR. ¡Busca estas cualidades y encuentra el mejor televisor moderno al mejor precio!