Ideal

5 aspectos clave para elegir un vigilabebés

5 aspectos clave para elegir un vigilabebés
  • Es un sistema de vigilancia que garantiza la seguridad de tu pequeño al poder escuchar y verle en directo en cualquier momento desde cualquier zona de tu casa

Después de la emoción y la alegría que los padres y todo su entorno viven tras el nacimiento de un pequeño, llegan las preocupaciones de verdad, más aún si se trata de padres primerizos. Tras su nacimiento, el objetivo de todo padre es pasar el máximo tiempo posible con su pequeño, pero a veces no es posible, debido a las obligaciones y a tareas diarias como pueden ser la compra o la limpieza del hogar. Por ello, para no perderse ningún momento de su hijo y para tener controlada su seguridad a cualquier hora y desde cualquier lugar, muchos progenitores optan por instalar en la habitación del pequeño un sistema vigilabebés, que no es otra cosa que un intercomunicador, que permitirá a los padres escuchar si su hijo llora o necesita algo e incluso en algunos casos incluye pantalla para que puedan observar cómo se encuentra. Es ideal para todo tipo de casas, tenga o no varias plantas, y tanto si el bebé duerme con nosotros como si ya tiene una habitación aparte. En el mercado hay disponibles gran variedad de modelos, los cuales puedes encontrar a buen precio si te beneficias de las ofertas en vigilabebés de El Mejor Precio Ideal, pero a continuación te damos algunos consejos para que sin duda escojas el más eficaz, ¡toma nota!

1. Si incluye cámara mejor

Uno de los requisitos fundamentales de todo vigilabebés es que incluya cámara, ya que así no solo podrás escuchar los llantos de tu pequeño, sino que además podrás saber cuándo se ha despertado o si se encuentra mal por alguna otra razón. Busca que la cámara ofrezca visión nocturna mediante infrarrojos, ya que así podrás observar a tu pequeño incluso durante las noches. Eso sí, normalmente suelen ser más caros ya que también incluyen pantalla de al menos 2,4”, así que baraja si necesitas esta función o no.

2. Posibilidad de acceso desde móvil

Algunos intercomunicadores también ofrecen como función especial la posibilidad de acceder al aparato instalado en la habitación de tu pequeño desde un dispositivo móvil, a través de una aplicación o bien mediante acceso a Internet. Así, si lo has dejado a cargo de una niñera podrás comprobar desde el trabajo que el trato es adecuado y que tu hijo está en perfecto estado.

3. Fíjate en el alcance y en los canales de transmisión

Aunque la mayoría de vigilabebés funcionan bien, todo dependerá del alcance que el dispositivo sea capaz de soportar. Normalmente este aspecto suele ir medido en metros y en función de una línea recta trazada sin tener en cuenta posibles obstáculos, por lo que te recomendamos que busques el que mayor alcance ofrezca. Por otro lado, estrechamente relacionado con ello nos encontramos los canales de transmisión, que al igual que el alcance, cuantos más mejor, puesto que así evitaremos las interferencias de otros equipos como el router del WiFi, otros vigilabebés, dispositivos electrónicos, etc. Es muy importante que sean canales codificados, ya que así aumentarás la privacidad de las imágenes y el sonido registrado por el intercomunicador.

4. Preferentemente inalámbrico

Aunque la mayoría de vigilabebés son inalámbricos y con funcionamiento a partir de batería, puede darse el caso de que te vendan uno lleno de cables que instalar en tu hogar, algo no muy recomendable, puesto que además de que limita el alcance del dispositivo, hará prácticamente imposible el hecho de trasladarlo a otras habitaciones con facilidad. Este aspecto estará estrechamente relacionado con el sistema de sujeción de nuestro vigilabebés, ya que si es inalámbrico normalmente será fácil de instalar en la cuna o en la ventana mediante adhesivos o sistemas de anclaje flexibles.

5. Funciones extra

En este tipo de dispositivos debemos olvidar aquello de “el que mucho abarca poco aprieta”, puesto que cuantos más extras mejor, aunque eso sí el precio aumentará. Normalmente como funciones extra los vigilabebés más sofisticados suelen incluir música de nana para calmar al bebé, alarma para cuando pierde cobertura el dispositivo, proyección de imágenes en el techo para distraer al pequeño, comunicación bidireccional para hablar con el pequeño, sistema que informa del incremento del llanto del niño, posibilidad de conectar al mismo receptor varias cámaras, y por supuesto una autonomía superior a 18 horas de uso sin necesidad de cargar la batería.

Si el vigilabebés al que le has echado el ojo cumple con todos estos requisitos, no lo dejes escapar, estás ante el mejor modelo del mercado.