Ideal

¿Qué tipo de arrugas tienes?

¿Qué tipo de arrugas tienes?
  • Aunque asociamos estas marcas al envejecimiento prematuro de la piel, pueden aparecer en nuestro cuerpo por otras razones

Muchas personas se preocupan a diario por su físico y estética, por lo que observar con detalle cada día su rostro y su cuerpo hace que noten el mínimo detalle de imperfección, siendo las arrugas las marcas a las que más tememos. Estos signos de la piel se suelen asociar exclusivamente de forma errónea con el envejecimiento prematuro de la misma, pero no es así, ya que las arrugas también pueden manifestarse en nuestro cuerpo por otras razones, como el uso excesivo de algunas zonas, como por ejemplo la boca. Si estás un poco perdido en esto de las arrugas y ya te has notado alguna que otra marca, no te preocupes, ya que a continuación vamos a detallarte cada uno de los tipos de arrugas que existen y que puedes padecer y así además sabrás la mejor forma de combatir cada una, aunque de forma general lo mejor será hacer uso de un cosmético antiedad como cremas, geles o serums, los cuales puedes encontrar a buen precio si te beneficias de las ofertas en cosméticos antiedad de Belleza Ideal.

1. Gravitatorias

Este tipo de arrugas aparece por el paso del tiempo, al no estar la piel tersa y firme comienza a descolgarse, por lo que la gravedad y el peso de la piel provocan las molestas arrugas. Normalmente suelen aparecer en el cuello, en las mejillas, en el mentón y en los párpados. Otro factor que las provoca son los cambios de peso repentinos, apareciendo de forma similar a las estrías. Este tipo de surcos deben tratarse con cremas especiales.

2. De expresión

También se les denomina arrugas dinámicas y básicamente afectan a la gran mayoría de personas del mundo sin necesidad de que su piel haya envejecido, puesto que se producen por esfuerzos y por movimientos continuados de distintas zonas y músculos de nuestro rostro, principalmente para gesticular y para ejecutar expresiones de risa o enfado, entre otras, de ahí su nombre. Normalmente se localizan en la frente, en los párpados, en la nariz y el entrecejo, el labio superior y el canto externo de los ojos. A diferencia del resto de arrugas no están presentes todo el tiempo en nuestro rostro, puesto que aparecen cuando emitimos la expresión que la provoca. Unas de ellas son las conocidas ‘patas de gallo’.

3. Fotoenvejecimiento

No solo el paso del tiempo o el uso continuado de un músculo de nuestro rostro pueden provocar arrugas, puesto que el sol y nuestra exposición a él también puede provocar serios problemas en nuestra piel, la manifestación más leve en forma de arrugas. Con una exposición prolongada a los rayos ultravioleta del sol nuestra piel se dañará y envejecerá más pronto, lo que trae consigo la aparición de arrugas de tipo estático o gravitatorio, incluso si tenemos 20 años. Por ello, es sumamente importante proteger tu piel del contacto del sol con una buena crema solar que se ajuste a tus necesidades y especialmente a tu tipo de piel.

Estos son de forma general los principales tipos de arrugas que pueden aparecer en tu cuerpo, para acabar con ellas consulta con tu dermatólogo y por supuesto ten a mano tu mejor antiedad.

Temas