Ideal

3 claves para acertar al comprar una lámpara para casa

3 claves para acertar al comprar una lámpara para casa
  • La llegada del otoño es una época perfecta para renovar la iluminación puesto que disminuye una de nuestras principales fuentes de luz, la natural

Con el final del verano, además de retomar la rutina, la dieta y hasta el ahorro anual, nuestra casa también requiere de algunos cambios, entre los que destaca ante todo la iluminación. Sí, es necesario modificar las fuentes de iluminación y si quieres incluso las luminarias de tu hogar, no es una cuestión de capricho, sino que todo merece más bien a una cuestión de lógica, evidentemente no vamos a tener la misma entrada de luz que durante los meses de verano, puesto que ahora el cielo se nubla y a veces ese gran foco de luz que era nuestro ventanal se queda totalmente oscuro, por lo que sí, es necesario, adquirir una lámpara nueva para casa, más aún si te encanta la decoración, puesto que precisamente con la llegada de la nueva temporada, también llegan las nuevas tendencias.

Sin embargo, comprar una lámpara no es algo que deba tomarse como una decisión banal, puesto que aunque no lo creas, para ello hay que tener en cuenta distintos factores como los que te vamos a mencionar a continuación con los que estamos seguros que acertarás si o sí en tu compra final, la cual además te puede salir más barata si te beneficias de las ofertas en lámparas de El Mejor Precio Ideal. Genial, ¿verdad?, ahora no te olvides de tomar nota y escoge la mejor luminaria para tu hogar.

1. Ten en cuenta el tipo de luz que buscas

De nada te servirá tener la lámpara más perfecta y lujosa del mercado si en cambio no se ajusta o no aporta la luz que realmente buscabas conseguir con ella. Sí, al final tendrás un objeto decorativo sumamente espectacular, pero nada más, así que primer paso, ten en cuenta la luz que quieres conseguir. Normalmente hay cuatro tipos de luz; general, aquella que se distribuye de forma uniforme sobre todo el ambiente; puntual, que suele ser intensa y orientada a una superficie concreta de la estancia; ambiental, que se puede regular y permite distintas intensidades y colores, y finalmente la decorativa, que básicamente busca resaltar algo, ya sean texturas, materiales o cuadros. En función de estos cuatro tipos de luces, deberás escoger cuál de ellas buscas y entonces sí, ponte a buscar una lámpara que cumpla con este requisito imprescindible. Normalmente las luces generales y puntuales las suelen dar luminarias de techo o de pie, mientras que la ambiental y decorativa suelen proporcionarla focos y lámparas de sobremesa.

2. Piensa en la estancia

Aunque ya en el punto 1 habrás tenido que tener en cuenta la estancia en la que quieres instalar la lámpara para determinar qué tipo de luz necesitas, antes de proceder a comprar la luminaria será fundamental que estudies minuciosamente el espacio, los colores de las paredes, los muebles, la altura y dimensión de la habitación, el uso que le vas a dar y las actividades que se van a realizar en ella y por supuesto el resto de entradas de luz. Por ejemplo una lámpara de techo irá mejor para habitaciones que no tengan mucha altura, mientras que las lámparas de pie van mejor con las que sí la tienen, una lámpara de pie ofrece un ambiente más cálido cerca de un sofá, mientras que es más frío si la colocas en un pasillo, o una habitación en la que se van a realizar reuniones con amigos no necesitará una luz tan intensa y general, mientras que sí en la habitación vamos a trabajar sí la necesitaremos, etc.

3. Sigue las tendencias pero con coherencia

Cuando una lámpara se nos mete por los ojos podemos llegar a ignorar todo lo anterior pero ojo, a veces puede llegar a ser hasta beneficioso. Si te gusta una lámpara, no la compres, estúdiala con detenimiento para ver si cumple con los criterios que te hemos pedido que tengas en cuenta anteriormente pero además intenta que case con el estilo decorativo que quieres tener en casa. Evidentemente si has optado por una habitación minimalista en tonos blancos, meterle colores muy llamativos puede ser un poco contraproducente, así que intenta que tanto el material como el diseño de la lámpara se ajuste un poco a lo que ya tienes en casa. Otra opción es que lo cambies todo, pero claro eso es mucho más laborioso. Las últimas tendencias hablan de lámparas de techo en metal, diseños clásicos en cobres y plateados, bombillas decorativas colgadas directamente sin ninguna lámpara, flexos, etc.

En general, estos son los principales consejos que debes seguir si quieres comprar una lámpara de forma efectiva. Recuerda; escoge el tipo de luz que buscas; ten en cuenta el espacio en todas sus variantes, y finalmente sigue tus tendencias favoritas, pero claro, que vayan acorde a tu estilo de decoración, ah y nunca tengas más de tres tipos de iluminación en la estancia, ya que podrías recargarla en exceso, por lo demás, ¡todo hecho!