Ideal

4 consejos para mejorar tu seguridad WiFi

4 consejos para mejorar tu seguridad WiFi
  • Evita que tus vecinos o los hackers entren en tu red y se aprovechen de la señal de tu conexión para acceder a Internet

Cuando contratamos una tarifa de internet lo primero que nos piden es que cambiemos la contraseña que nos han proporcionado para que así solo nosotros tengamos acceso a la conexión a internet que nos brinda la compañía. Si bien muchas personas toman la precaución de elegir concienzudamente una contraseña de difícil descifrado o copiado, la gran mayoría opta por contraseñas tipo fecha de nacimiento, dirección de casa o el número de teléfono, algo que al final siempre suele ser fácil de detectar por los hackers o ni siquiera hay que irse tan lejos, ya que también tus vecinos pueden averiguar fácilmente tu clave WiFi, accediendo así sin problema a la señal que te proporciona tu operadora telefónica, sí, esa que tú pagas mensualmente y ellos no. Si has notado que tu conexión a internet va cada vez más lenta, puedes intentar mejorarla con un repetidor WiFi que intensifique la señal a distintos puntos de tu casa, el cual puedes adquirir a buen precio si te beneficias de las ofertas en repetidores WiFi de El Mejor Precio Ideal, pero también puedes optar por cuidar tu seguridad, claro, teniendo en cuenta los siguientes consejos, ¡toma nota!

1. Utiliza el cifrado WPA

Cuando recibes un router a la hora de cambiar la contraseña preestablecida suelen haber diferentes tipos de cifrado, como WEP, WAP o WPA, siendo precisamente estos últimos los que te recomendamos, puesto que suelen ser más seguros y hacer más difícil el acceso de hackers. Te recomendamos que al menos sea un cifrado WPA2 y sobre todo nunca WEP, ya que las contraseñas con este tipo de cifrado son muy fáciles de averiguar.

2. Cambia el nombre o SSID

El SSID es básicamente el identificador con el que aparece registrada tu red en el centro de conexiones inalámbricas, por lo que es muy importante que lo modifiques, ya que normalmente el nombre preestablecido suele dar información sobre el tipo de router que posees, y por ende será más fácil de hackear. Además si modificas el SSID, tu red ya no aparecerá en la lista de conexiones, pero no te preocupes, tú podrás seguir conectándote siempre y cuando pinches en ‘otras conexiones’. El SSID por ejemplo es ‘WLAN_56’.

3. Limita las direcciones IP

Otra buena solución para controlar la seguridad de tu conexión WiFi es que limites el acceso a distintas direcciones IP. Tu router puede asignar direcciones IP a cada dispositivo que se conecta a la red, por ello si configuras el aparato para que limite la conexión únicamente a las IP que conoces y que sabes que son de miembros de tu familia, nadie más podrá acceder a tu conexión de internet. Eso sí, esta medida es de alto riesgo, ya que por un fallo puedes quedar fuera de tu propia conexión, así que piensa si es realmente necesario.

4. Desconecta tu router

Evidentemente si no estás utilizándolo o si te vas a ir de viaje lo más recomendable es que apagues el aparato para que nadie tenga acceso a tu red.

Estos son solo algunos consejos que puedes tener en cuenta si quieres mejorar la seguridad de tu red WiFi, ponlos en práctica y lucha desde ya contra los hackers y los gorrones.