Ideal

4 claves para remover tus uñas postizas sin dolor

4 claves para remover tus uñas postizas sin dolor
  • Este tipo de manicuras suelen requerir un pegamento especial que complica la tarea de retirarlas

Para los amantes del cuidado estético hay una zona que nunca se debe olvidar, las uñas, ya que en los últimos años se han convertido no sólo en un complemento tanto o más importante que el cabello, sino que además al igual que nuestra dentadura o la tez, son parte de nuestra primera carta de presentación. Por ello, muchas mujeres optan por hacer uso de las uñas postizas, ya sean acrílicas, de gel, o de porcelana, con el objetivo de presumir de una manicura perfecta. Sin embargo, si bien al principio es una buena opción, con el paso del tiempo puedes llegar a cansarte, por lo que quizá te encuentras en ese momento en el que deseas quitártelas. Si perteneces al porcentaje de chicas que ya se ha cansado de sus uñas postizas, tranquila, a continuación te vamos a dar todos los detalles para que lo hagas desde casa y sin ningún problema, pero claro antes necesitarás los mejores instrumentos para retirar cutículas, los cuales puedes obtener si te beneficias de las ofertas en manicura y pedicura de Belleza Ideal. ¡Toma nota!

1. Córtalas

El primer paso para eliminar tus uñas postizas por supuesto es cortarlas para que sean lo menos voluminosas posible, facilitando así la tarea posterior de retirarlas, ya que recordemos, las uñas postizas normalmente van fijadas con un pegamento especial a la uña natural, por lo que la única forma de eliminarlas es retirándolas, no cortándolas de forma completa. No obstante, como te hemos dicho coge un cortaúñas y recorta tus uñas postizas hasta aproximadamente el inicio de la uña natural. Ten cuidado y no cortes de más, ya que podrías dañar la uña natural.

2. Utiliza un producto especial

Una vez hayas recortado tus uñas postizas hasta el inicio de tus uñas naturales, entonces haz uso de un removedor de uñas postizas de acetona, ya que es un componente muy potente y efectivo de cara a eliminar el pegamento que une las uñas artificiales a las reales. Su forma es muy similar a un quitaesmalte, así que seguro que no tienes problemas con su uso. Eso sí, antes de aplicar el removedor en tus uñas, asegúrate de que has cubierto la piel que rodea las uñas con algo de vaselina, ya que así evitarás que se seque en exceso. Si ya has cubierto la piel con vaselina, vierte un poco del removedor de acetona en un bol, introduce las puntas de las uñas y déjalo actuar durante unos 10 o 15 minutos, aprovecha para escuchar música o para ver la tele un rato sin preocuparte por hacer nada más. Después sácalas y listo, ya puedes pasar a la siguiente fase.

3. Remueve con cuidado

Si han pasado los 15 minutos y tus uñas aún no parecen haberse reblandecido, entonces déjalas otros cinco minutos en remojo en el cuenco con acetona. Una vez notes que ya están los suficientemente blandas como para retirarlas entonces haz uso de una lima y pásala con cuidado por debajo de la uña artificial. En teoría, gracias al contacto con la acetona el pegamento debería haberse disuelto y por ende la uña artificial debería retirarse con facilidad, pero lo mejor es que tengas cuidado y no la retires con prisas, sino lentamente y con calma, ya que podrías dañar tus uñas naturales.

4. Hidrata

El último paso es fundamental, una vez que has retirado tus uñas postizas debes hidratar la zona tratada con crema hidratante especial para cutículas y uñas. Antes habrás lavado tus uñas para eliminar los restos del quitaesmalte, la vaselina y el pegamento de la uña artificial, por lo que espera a que se sequen para aplicar con eficacia la crema hidratante. Así, devolverás la suavidad a tus uñas, que se han podido secar debido al impacto del quitaesmalte.

De forma general, si sigues estos pasos podrás decir adiós a tus cutículas postizas, pero claro, dependerá del tipo de manicura y del material y pegamento utilizado, así que si no lo consigues no dudes en acudir a un centro especializado.