Ideal

3 remedios para evitar una infección en el oído

3 remedios para evitar una infección en el oído
  • La humedad del agua provoca la aparición de bacterias en los oídos, causantes de la famosa otitis

Aunque el verano ya ha pasado, época en la que es más normal padecer una infección auditiva a causa del agua, esto no quiere decir que durante el resto del año no sea algo factible, puesto que si no ponemos cuidado durante las duchas o realizamos natación es muy probable que tarde o temprano lo padezcamos. Aunque para recibir un tratamiento para paliar la otitis externa es necesario que acudas al médico, nosotros vamos a darte cuatro remedios con los que la puedes evitar tanto en la ducha como en la piscina. Las otitis se producen por la humedad que provoca en el oído la entrada de agua, lo que produce microorganismos. Por ello, lo principal será evitar la entrada de agua, ¿cómo? ¡Toma nota!

1. Usa tapones con precaución

Hay una creencia generalizada de que el uso de tapones protege de padecer una otitis, pero si bien es cierto que protegen el oído de la entrada de agua, si no escoges unos especiales el daño puede ser incluso mayor. Te recomendamos que utilices tapones de cera, los cuales puedes conseguir a buen precio si te beneficias de las ofertas en tapones de cera de Belleza Ideal, ya que además de proporcionar un mayor ajuste, en caso de entrada del agua, permitirán que salga posteriormente con mayor facilidad sin llegar al oído interno. Eso sí, no los utilices siempre, e intenta hacer uso de otros remedios que te recomendamos, ya que el uso continuado de tapones puede provocar heridas en el oído. Estos tapones son aptos tanto para la piscina como para la ducha.

2. No utilices bastoncillos para limpiar tus oídos

Pensarás que no tiene absolutamente nada que ver, pero nada más lejos de la realidad, ya que el uso de bastoncillos para limpiar los oídos no sólo puede llegar a perforar el tímpano, sino que además si se acude a ellos en exceso, pueden producirse heridas, arañazos y laceraciones, que facilitarán la infección de las bacterias que causan las otitis. Por ello, te recomendamos que limpies tus oídos con otros productos como sprays especializados para retirar el cerumen.

3. Seca tus oídos

Inmediatamente después de que te des un baño, ya sea en la piscina, el jacuzzi, la bañera o la ducha, limpia y seca tus oídos pero hazlo con mucho cuidado, ya que al igual que ocurría con los bastoncillos puede provocarte heridas que favorezcan la infección en baños posteriores al dañar la capa fina de cera que protege el conducto auditivo. Para secarlo de forma efectiva puedes hacer uso de alcohol boricado, el cual podrás comprar una farmacia, ya que esta sustancia ayuda a secar la piel del oído, y por ende previene las infecciones que se puedan adquirir. Eso sí, no es recomendable utilizarlo de forma diaria, ya que puede irritar la piel. También puedes coger tu oreja desde el lóbulo e inclinar la cabeza hacia al lado para eliminar el agua del oído.

De forma general, estos son los tres principales consejos que podemos darte para evitar la otitis, recuerda ponerlos en práctica siempre que te des una ducha o que tus oídos tengan contacto con el agua, solo así podrás evitar este malestar.