Ideal

Consejos para acertar al comprar tu extractor de leche

Consejos para acertar al comprar tu extractor de leche
  • Es el aparato ideal para las madres que no quieren abandonar la lactancia materna en sus pequeños pero que no disponen del tiempo suficiente para realizarlo de forma natural

Una duda de muchas mujeres cuando se enteran de que van a ser madres es cómo será el momento de la lactancia, no por el hecho de no conocer en qué consiste, sino más bien por la elección de hacerlo de forma natural o a partir de técnicas artificiales, que incluso a veces son más sanas tanto para el pequeño como para las glándulas mamarias de la madre. Uno de los métodos más conocidos es el uso de un extractor de leche, una alternativa que también es recomendable para aquellas madres, que aunque quieren amamantar a su bebe con su leche, en algunas ocasiones no pueden hacerlo porque ya se les ha acabado la baja maternal y están trabajando o bien porque están descansando. Sin embargo, elegir extractor de leche no es una decisión baladí, ya que hay que tomarla teniendo en cuenta distintos factores que marcarán las diferencias entre unos productos y otros. Por ello, si estás pensando adquirir un extractor de leche pero estás totalmente perdida en el tema no te preocupes, ya que a continuación vamos a explicarte con detalle en qué debes fijarte para conseguir el aparato más efectivo, y también el más barato, ya que si lo deseas puedes beneficiarte de las ofertas en extractores de leche de El Mejor Precio Ideal. ¡Toma nota!

1. Fíjate en el tipo

De forma general al hablar de extractores de leche se pueden hablar de dos tipos en función de su funcionamiento, es decir, el eléctrico o el manual. Las diferencias entre uno y otro son muy sencillas de entender. Básicamente los manuales, como su propio nombre indica se controlan con la mano, es decir la succión del pecho cuando se aprieta con la mano una palanca, se deben apoyar directamente sobre el pecho para que puedan succionar la leche, y tienen como principales ventajas el hecho de que son ligeros, cómodos, silenciosos y poco invasivos, pero en cambio como gran desventaja destaca su lentitud, ya que solo permite sacar leche de un lado. Por ello, el extractor de leche eléctrico suele ser la opción más recomendable, ya que además de que es rápido al permitir extraer leche de ambas mamas al mismo tiempo, automático, y eficaz, para la madre la succión será más parecida a la del recién nacido, por lo que si anteriormente habías dado el pecho a tu pequeño, no notarás apenas diferencia ni tus senos tampoco. Si no te terminas de decantar por uno de forma clara, también puedes utilizar los dos, por ejemplo el manual para viajes y emergencias, y el eléctrico para uso diario.

2. Busca que incluya características complementarias

Aunque es un aparato caro y cuantas más funciones y características complementarias incluya lo será más, es recomendable que no escatimes en gastos, ya que es una buena inversión a largo plazo si además piensas tener más hijos. Por ello, busca que tu extractor posea capacidad para controlar y ajustar el nivel de succión para así no dañar tus pezones, intenta que sea un modelo intuitivo y fácil de utilizar con botones y funciones claras y también ligero y compacto para que puedas llevarlo a todas partes, y finalmente rápido, es decir, un modelo que succione al menos 48 veces por minuto y que ofrezca capacidad de sacar leche de ambos pechos.

3. Haz pruebas antes de utilizarlo

Es fundamental que tengas el extractor de leche varias semanas antes en casa, ya que así podrás ir probándolo poco a poco en tus senos, haciendo que se acostumbren a su funcionamiento. No todas las mujeres son aptas para extractores de leche, ya que en algunos casos les costará más utilizarlo o conseguir que debido a la acción del extractor salga leche de sus glándulas mamarias. Al tenerlo antes podrás además ir probando como funciona en tu pequeño, dándole un biberón tres o cuatro días a la semana para que cuando tenga tres o cuatro semanas de edad puedas utilizarlo sin problema.

De forma general estas son las principales claves que debes tener en cuenta para elegir de forma eficaz un extractor de leche aunque también puedes focalizar tu interés en que incluyan diversidad de accesorios pero eso es algo secundario. Recuerda que ante todo nunca debes pedir prestado el extractor de leche de una amiga o conocida, ni tampoco debes prestarlo tú o comprar uno de segunda mano, ya que la leche materna puede transmitir bacterias y virus que podrían haber contaminado los extractores, así que ten presente siempre que este aparato es de uso personal e intransferible.