Ideal

3 consejos para mantener el color en cabellos teñidos

3 consejos para mantener el color en cabellos teñidos
  • La falta de hidratación y el uso de productos no especializados, las principales causas de que los tintes duren poco

El cabello desde hace unos años se ha convertido en todo un complemento de moda, es decir, en función del color, el corte o el peinado que utilicemos podremos aportar un extra a nuestro look u ‘outfit’ diario, de ahí que la mayoría se preocupe de su cuidado. Acudir a la coloración del cabello también puede deberse porque queremos tapas canas, por lo que es algo en lo que al final tarde o temprano caemos. Si bien teñirnos no requiere grandes sacrificios, uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos una vez nos hemos aplicado el color es a cómo conseguir que brille y que el color nos dure si el sol y otros productos agresivos impactan de forma negativa constantemente en él. Por ello, si te encuentras entre el porcentaje de mortales que aún no sabe cómo cuidar su cabello teñido, no te preocupes, ya que a continuación te vamos a dar tres ‘tips’ fundamentales para que no tengas que estar día tras día en la peluquería ¡toma nota!

1. Utiliza productos especiales para lavarlo

Aunque pueda parecer obviedad, la mayoría de personas con cabello teñido opta por seguir utilizando los mismos productos que con su cabello natural, pero esto es muy perjudicial, ya que con la coloración, tu cabello no es como antes, sino que incluye otras propiedades y necesita otros nutrientes que solo un producto especial puede aportarle. Por ello, te recomendamos que hagas uso de champús especiales que tengan como función principal proteger el color en cabellos teñidos. Estos champús no arrastran los pigmentos del color y además suelen aportar una protección extra reduciendo los efectos decolorantes que provoca el sol. Si quieres conseguir productos especializados para mantener el color de tu cabello teñido no dudes en beneficiarte de las ofertas en champús para cabellos teñidos de Belleza Ideal. ­Por otro lado, también es recomendable que utilices un champú con color, es decir que aporte tonalidad a tu cabello teñido. Deberás escoger uno en función de tu color específico, por ejemplo si tienes el cabello teñido de rubio, un champú a base de camomila es la mejor opción. Utilízalo cada diez días.

2. Hidrátalo mediante mascarillas

Debido a los componentes químicos de los tintes, el pelo teñido suele estar muy seco, por lo que es fundamental que lo hidrates para evitar que el cabello se vaya decolorando y también para aportarle brillo. Para ello, te recomendamos que realices masajes sobre tu cuero cabelludo una vez a la semana mientras aplicas una mascarilla de aceite de coco, oliva o leche de avena y habiéndolo humedecido previamente con agua caliente, así conseguirás que el color penetre de forma intensa y que tu cabello brille. También puedes utilizar de forma complementaria un acondicionador.

3. Pon atención a los hábitos diarios

Tu cabello al ser teñido y debido al impacto de los productos de coloración es mucho más sensible que anteriormente, por lo que deberás tener cuidado con ciertas acciones que antes podías realizar con mayor asiduidad. Esto quiere decir que debes limitar al máximo el uso de secadores, tenacillas, planchas, rizadores, etc. ya que estos aparatos contribuyen a que el cabello no mantenga con facilidad el color al perder hidratación. Además, a la hora de secarlo también es recomendable que no apliques calor, ya que podrías dañar el cuero cabelludo. Por otro lado, también es recomendable que cortes unas tres veces al año tu cabello, especialmente las puntas, ya que así tendrás un pelo sano y por ende la coloración te durará más. Recuerda no cepillarte con fuerza ya que podrías retirar los pigmentos de color.

Estos son algunos consejos que puedes seguir si quieres que el color de tu cabello dure más y también si quieres presumir de un pelo con brillo. No obstante, recuerda no teñirte con tintes que contengan amoniaco, ya que es muy dañino contra el cuero cabelludo, y también ten presente el hecho de que si el color con el que te has teñido es muy diferente de tu color natural deberás retocarlo por lo menos cada veinte días en un centro estético profesional.