Ideal

4 alternativas para tener Internet si eres estudiante

4 alternativas para tener Internet si eres estudiante
  • La vuelta al cole también significa la vuelta a la universidad con todo lo que ello supone, entre ellas, decidir si contratamos o no Internet en el piso, así que te ayudamos a decidir

Hoy en día prácticamente todos trabajamos a diario con Internet, o si no trabajamos al menos sí lo utilizamos. Vivimos en la era de la comunicación a través de la red, por lo que el que no tiene Internet para muchos es un bicho raro. En las universidades se potencia el uso de este medio, y por ende los estudiantes que no viven con papá y mamá tienen que buscar como sea, el mejor modo de tener conexión a Internet en sus pisos. Por ello, a continuación vamos a echaros una mano estudiantes de España, ya que hay alternativas para todos los gustos, desde pagando hasta aprovechando las opciones ‘gratuitas’ que pueden surgir en nuestras vidas, tomad nota y dejad de sufrir por no tener Internet.

1. Aprovecha las ofertas especiales

Aunque hay opciones gratuitas que te comentaremos más adelante, lo mejor es que si compartes piso con otros estudiantes os beneficiéis de las ofertas que la mayoría de compañías ofrecen para vosotros en especial por ser estudiantes. Normalmente se caracterizan por ser tarifas con características básicas y bajo coste mensual para que prácticamente tener Internet en casa te salga gratis. Entre los servicios que suelen incluir se encuentran normalmente los de ofrecer entre 10 y 15 megas de fibra óptica, y prácticamente nada de llamadas con fijo. Es importante que te fijes que el contrato y la oferta no incluyen permanencia, ya que si no estás conforme no podrás eliminar tu relación con la compañía hasta que finalice el acuerdo. Si quieres aprovechar este tipo de tarifas especiales que ofrecen las operadoras telefónicas, no dudes en beneficiarte de los cupones de descuentos en tarifas de internet de Descuentos Ideal.

2. Vive cerca de la facultad

La mayoría de universidades, como por ejemplo ocurre con la UGR, ofrece Internet gratuito a todos sus estudiantes. Sin embargo, es probable que si vives muy lejos de tu facultad este acceso a la red sea inexistente, pero en cambio, si escoges un piso localizado cerca es probable que la señal de Internet llegue a tu domicilio y que puedas conectarte con tu ordenador mediante conexión WiFi y con tu contraseña personal como haces día a día en tu universidad.

3. Haz uso de tus datos móviles

Si eres estudiante pero no eres precisamente lo que se diga un fan de Internet, una buena alternativa puede ser que escojas una tarifa móvil con bastantes GB de navegación, y que hagas uso de estos datos móviles tanto para acceder a Internet en tu Smartphone como para entrar desde tu ordenador. No es tan complicado como crees, básicamente funciona de forma similar a la conexión WiFi. Tienes que utilizar tu terminal como si fuera un módem, ve a la opción ‘compartir Internet’ o ‘punto de acceso móvil’, y luego en tu ordenador busca la red que identifica el Internet de tu teléfono. Así podrás conectarte de forma esporádica sin necesidad de invertir en una conexión fija pagando otra factura mensual.

4. Utilizad una red para dos pisos

Si tú y tus compañeros de piso os lleváis lo suficientemente bien con vuestros vecinos podéis prácticamente pagar un euro mensual si optáis por contratar una conexión a Internet en uno de los pisos, y que al otro piso se le permita conectarse mediante WiFi. Pagar entre seis una tarifa mensual es mucho más económico que pagarla entre tres. Además, si estabas pensando que el Internet llegaría en malas condiciones, te equivocas, puesto que puedes instalar un repetidor WiFi cerca del módem y de una ventana que conecte con el otro domicilio para que la señal llegue de forma óptima.

Como ves, con esto de conectarse a Internet hay muchos métodos, si bien en la mayoría hay que pagar, siempre hay formas de hacerlo algo más barato y económico, así que no lo dudes y pon en práctica nuestros consejos.