Ideal

3 objetos con los que puedes educar a tu perro

3 objetos con los que puedes educar a tu perro
  • Algunos accesorios para caninos prometen ayudarte en la ardua tarea de enseñarle las normas de casa

Tener un perro no es ninguna tontería. Muchas personas consideran el hecho de tener mascota como un mero entretenimiento y debemos ser conscientes de que esto no solo no es así, sino que el perro o en general cualquier mascota que tengamos en casa forma parte de nuestra vida y por tanto también de nuestra familia, por lo que debemos educarle y tratarle como tal. Cuando adoptamos un perro una de las grandes preocupaciones de muchos es como educarle y si bien no es una tarea precisamente fácil, hay algunos objetos que suelen ser una ayuda considerable. A continuación te vamos a detallar qué objetos suelen ser los más utilizados para ir educando a los caninos más rebeldes, los cuales puedes encontrar a buen precio si te beneficias de las ofertas en accesorios para perros de El Mejor Precio Ideal. ¡Toma nota!

1. Clicker

Es una herramienta perfecta para que el perro asocie el sonido que emite el clicker con el hecho de recibir un premio por haber realizado una acción o haber obedecido una orden de forma correcta. El clicker es básicamente una caja pequeña de plástico que contiene una lámina metálica, que si la aprietas y después la sueltas hace un sonido ‘click-click’ que será el que perro asocie el perro. Esto te permitirá que el perro obedezca tus órdenes cada vez que escucha el ‘click-click’, reforzando su comportamiento.

2. Utiliza sprays repelentes

De igual forma que haces con los ambientadores, también puedes rociar algunas zonas de tu casa a las que no quieras que acceda el can con sprays repelentes, los cuales venden tiendas especializadas en mascotas y que no suponen ningún riesgo para tu perro, claro siempre y cuando te informes sobre el producto específico. Lo más recomendable es rociar con el producto a una distancia de 30 cm y no hacerlo directamente sobre objetos delicados o plantas ni tampoco en espacios cerrados. Así evitarás que tu perro rompa esas cortinas preciosas que compraste por un ojo de la cara o que muerda los muebles. No son tóxicos pero de nuevo te recordamos, infórmate antes de que no es perjudicial para la salud de tu can, que es mucho más importante que esos muebles que te encantan.

3. Comida en trocitos y chuches

La comida es fundamental para conseguir reforzar la respuesta de tu perrito. Lo ideal es que compres diferentes chuches y que la comida de la que dispones la cortes en trocitos pequeños para que se la puedas ir dando poco a poco. Si el perro asimila que ha hecho algo bien y que eso va acompañado de un premio, obedecerá todas tus órdenes y empezará a ser un perro bien educado. Lo importante es que la comida que le des sea variada y también muy agradable para él, ya que debe identificar ese momento como algo muy placentero que quiera repetir constantemente.